Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MARIA ANTÒNIA MUNAR | Presidenta del Consell de Mallorca y de Unión Mallorquina

"El Partido Popular es la derecha más la extrema derecha, y centralista"

Maria Antònia Munar es líder de Unió Mallorquina, alcaldesa de Costitx y presidenta del Consell de Mallorca desde 1995. En dos legislaturas se alió con PSOE-PSM-IU-Verds, y desde 2003 gobierna con el apoyo del PP. "El pacto es fruto de las elecciones. Solventó problemas históricos", asegura.

Pregunta. Llegan las elecciones y otra vez se diferencia del PP.

Respuesta. Somos diferentes. El PP es la derecha más la extrema derecha, y centralista. UM está en el centro, liberal y nacionalista.

P. Gobierna el Consell de Mallorca por delegación del PP.

R. La gestión es positiva. Con el PP se han dado realizaciones e inversiones de gran calado.

P. ¿Qué pretende UM?

R. Marcar un mensaje centrado, moderado, que acoja a quienes quieren ejercer de mallorquines. Ante un aumento poblacional desmesurado se corre el peligro de perder las señas de identidad. Es más necesario que nunca que los mallorquines que se sientan así, independientemente de dónde se haya nacido, apoyen a UM.

"Si el crecimiento económico supone destrozar Mallorca, quizá conviene no crecer tanto"

P. ¿No limita así su abanico? Mallorca tiene 777.000 habitantes, 125.000 son extranjeros y 185.000 son inmigrantes peninsulares.

R. Si todos los mallorquines dieran el apoyo a UM, me conformaría.

P. ¿Qué remedio ve al boom inmigratorio?

R. Nadie en Mallorca se toma esta cuestión en serio. Las policías han de actuar para evitar las mafias y expulsar a los delincuentes. Se ha de invertir más en Sanidad y Educación si no se quiere que se cree xenofobia, que se genera al colapsarse los servicios.

P. La inmigración va ligada al crecimiento económico.

R. Pues, a lo mejor nos tenemos que conformar en crecer menos, porque si el crecimiento económico debe comportar un incremento poblacional insostenible y una construcción que destroza Mallorca, quizá conviene no crecer tanto.

P. ¿Propone un frenazo?

R. Se puede crecer, de otras formas, sin vender Mallorca, cementándola e invadiéndola toda.

P. Los ecologistas, con usted, oscilan de la esperanza a la fobia.

R. Quieren lo mejor para la isla y tienen el corazón partido entre lo que les gusta y lo que es posible. Saben que gracias a UM muchas zonas no se han estropeado y que frenamos, centramos, a la derecha, que tiene a la isla como destino de inversiones y negocios de toda España.

P. Es un solar escaso, tarta sabrosa.

R. En Mallorca es donde quieren invertir y construir aquellos que antes, con el PP, lo hacían en todo el Estado, y ahora sólo tienen Madrid, Valencia y Baleares. El esfuerzo de UM aguantando presiones tiene un alto coste, incluso a nivel personal.

P. En este despacho ¿le han presionado?

R. No aquí. Es obvio que hay medios de comunicación, El Mundo y la Cope concretamente, que ejercen un acoso y derribo muy evidente y sistemático en esta línea.

P. Precise la acusación.

R. Presionan en nombre de aquellos que pretenden que Baleares sea su cortijo, su sede franca de vacaciones de agosto, y mandar desde los medios de comunicación. En una democracia son los partidos los que van a las elecciones. No se gobierna presionando desde los medios.

P. ¿Temen, como en 1992, una OPA del PP de absorción?

R. Lo dudo mucho. El PP, empujado y dirigido por El Mundo y la Cope, se sitúa en un extremo muy derechista. Y así la gente de centro tiene muy difícil ir hacia este partido, cosa que pudo suceder en tiempos de Gabriel Cañellas [1983-1995].

P. ¿Con quién pactará, si es decisiva UM?

R. UM quiere gobernar y podrá adoptar acuerdos con el PP o con el PSOE. El futuro pasa por estos tres partidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de noviembre de 2006