Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sede local del PSOE de Leganés, atacada por unos desconocidos

Un grupo de desconocidos protagonizó anoche un ataque a la sede del PSOE de Leganés, situada en el número 44 de la calle Charco del que se han hecho responsables, a través de un mensaje escrito en una hoja, una o varias personas no identificadas que firman con el símbolo anarquista.

Los agresores rompieron cristales lanzando piedras desde el exterior del inmueble, pintaron las paredes del edificio y destrozaron la cerradura de la puerta principal. En el papel en el que aparece el símbolo anarquista figuran también frases en defensa de más vivienda para los jóvenes, informaron fuentes socialistas.

El hecho fue denunciado en la Comisaria de la ciudad y está siendo investigado por la Policía para determinar su autoría.

El diputado regional y candidato socialista a la Alcaldía de Leganés, Rafael Gómez Montoya, condenó "el ataque vandálico" tras visitar la sede afectada, y anunció que su partido "ha puesto en manos de la policía el esclarecimiento de los hechos". Gómez Montoya afirmó: "Condenamos enérgicamente los hechos y lamentamos que sus autores recurran a la agresión para expresar sus ideas".

Tercer ataque en 2006

Según recuerda el PSM, ésta no es la única agresión perpetrada contra sus sedes en lo que va de año, pero si es la más reciente. En lo que ha transcurrido de año, se han producido otros dos ataques a sedes socialistas en la región. Fuentes socialistas recuerdan el ataque en la sede del PSOE de Carabanchel, que fue atacada con tres artefactos explosivos el pasado 11 de julio. Además, la sede regional del PSM, situada en el barrio de San Blas, sufrió el pasado 6 de abril un ataque con botellas incendiarias.

Gómez Montoya agregó, durante su visita a la sede de Leganés: "Los socialistas creemos en el diálogo e invitamos al debate y a la discusión a todos aquellos que difieran con nuestro ideario, pero desde luego, desterrando cualquier tipo de violencia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de octubre de 2006