Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Víctor Bravo, un zurdo contra las lesiones del Atlético

Aguirre apuesta por el canterano, "un especialista en la banda", y renuncia al 'trivote'

Víctor Bravo es la solución que ha ideado Javier Aguirre, el técnico del Atlético de Madrid, para parchear el sombrío panorama que dejaron las lesiones de Maxi, Petrov, De las Cuevas y Mista. "Es un especialista en la banda y muy serio para su edad y muy trabajador", comentó el entrenador.

Bravo llega al equipo cuando el Atlético lucha contra las lesiones y los malos resultados. "Vamos a sufrir como perros", fue la profecía de Aguirre tras el desastre del partido copero del martes frente al Levante: 0-1. Sin embargo, Jesús García-Pitarch, el director deportivo, y los dirigentes ya han avisado de que no rastrearán el mercado en invierno. Tampoco harán uso de las fichas de Petrov y Maxi porque esperan que se "reincorporen en marzo al grupo". "Con las lesiones hay que tener paciencia", aseguró Aguirre, que recordó su propia experiencia: "He tenido ocho operaciones y recomiendo a los chavales que piensen en ellos mismos, que no piensen en el grupo. No cuento con ellos, esperare a que me diga el doctor". A pesar de los dos malos resultados consecutivos y de las sucesivas lesiones, el preparador mexicano preguntó de manera retórica "¿Creen que estoy abatido?" para responderse a si mismo: "No. El objetivo es el mismo, este equipo tiene que ir a Europa. Además ahora tenemos más motivo porque hay cuatro heridos en combate y por ellos, por tu familia, por la afición, te rompes el culo domingo a domingo".

La solución de los tres medios centro (trivote) y dos delanteros desplazados hacia las bandas no ha funcionado. La respuesta, en principio, transitoria: Bravo. Bravo es un interior zurdo que proviene del Burgos y que pasó en su momento por el filial del Barcelona. "Creo que a quien más me parezco de los zurdos de la plantilla es a Antonio López", dice el propio futbolista, que, según los planes mostrados por Aguirre en los entrenamientos, será titular mañana frente al Zaragoza, precisamente la ciudad en la que nació hace 23 años. "Es muy veloz y hábil. Tiene gol. Lo que más me gusta de él es su seguridad. Quiere la pelota y no se esconde", le elogia Aguirre. "Soy técnico y me gusta jugar al fútbol", corrobora el canterano, que tampoco responde exactamente al perfil de joven promesa. "Mi ídolo siempre fue Laudrup", confiesa, dando pistas de que ya no es un niño.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de octubre de 2006