Reportaje:Motociclismo | Gran Premio de Valencia, última carrera del Mundial

El tren de los moteros

La organización espera este fin de semana a unos 230.000 espectadores en Cheste

Tradicionalmente motera, Valencia ha enloquecido. La organización espera que 230.000 espectadores se acerquen al circuito Ricardo Tormo, cuyo aforo es de 125.000. Ante la avalancha, sus responsables piden que nadie sin entrada visite las instalaciones y que se utilice el tren o, si no, las motos o los coches con todas las plazas ocupadas. El aparcamiento puede acoger 850 autobuses, 38.000 turismos y 21.500 motos. Pero las carreteras, sobre todo la A3, pueden colapsarse.

Más de 5.000 personas acudieron el jueves en la jornada de puertas abiertas. El trayecto en tren desde Valencia, unos 20 kilómetros, es un ir y venir de aficionados. "Es el tren de los moteros", afirma un aficionado. La postal es curiosa: en medio de campos de naranjos, el convoy se detiene y una riada de gente cubre el camino de menos de un kilómetro hasta el recinto. El silencio rural es roto por el crujido de los motores. Los entusiastas cargan con sus mochilas hasta su lugar de acampada. "15 euros por día por la tienda y ocho por persona", ofrece el dueño de una parcela. En la ciudad, la ocupación hotelera está "a tope". La DGT ha establecido un dispositivo de 18 patrullas en helicópteros para controlar el tráfico y la policía local espera evitar las aglomeraciones de motoristas en zonas residenciales: el que pase de 90 decibelios será multado.

Más información

Cheste será una olla a presión. Se han construido dos gradas supletorias con 12.500 asientos más, pero se quedará pequeño. Las entradas se agotaron 50 días antes. Cheste es el epílogo del Mundial desde 2002 y ha sido nombrado tres veces (2002, 2003 y 2005) el Mejor Gran Premio por la Asociación Internacional de Equipos. El Gobierno valenciano ya ha negociado con Bernie Ecclestone, el patrón de la Fórmula 1, acoger una prueba del circo.

Una empresa repartirá 6.000 litros de zumo y 20 toneladas de naranjas. Se espera una audiencia televisiva de 300 millones de personas y unos beneficios para la ciudad de casi 50 millones de euros.Aunque siempre hay quien desea aprovecharse del negocio: la policía ha descubierto 345 entradas duplicadas y está localizando a los compradores. Por si faltaba algo, ayer llegó Michael Jordan.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 27 de octubre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50