Solbes admite la entrada de las constructoras en el sector energético, pero critica que lo hagan en la banca

Agencias

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ve con buenos ojos que las empresas constructoras se conviertan en la nueva "base inversora" en las empresas energéticas españolas, pero considera contraproducente su entrada en el sector bancario. "A mí me parece bien que inviertan en el sector energético, porque les va a permitir diversificarse y complementar su negocio. Sin embargo, en el sector financiero pueden existir interferencias", afirma Solbes en una entrevista publicada ayer por La Vanguardia.

A juicio del vicepresidente del Gobierno, el sector financiero "debe centrarse en su actividad, que es prestar servicios financieros a otras actividades, y no deben ser otras actividades las que lo condicionen". Solbes considera que la entrada de constructoras en el capital de la banca podría incluso poner en peligro a las propias instituciones y al sistema. "El sector financiero tiene que actuar con criterios totalmente financieros, no porque su capital pertenezca a una u otra empresa, para evitar cualquier tipo de riesgos para las propias instituciones y el sistema", dice.

En los últimos meses, las constructoras han tomado posiciones en varias empresas de energía. El grupo ACS ha entrado en Unión Fenosa e Iberdrola. Mientras tanto, Acciona ha entrado en Endesa y Sacyr Vallehermoso, en la petrolera Repsol YPF.

Acerca de modificaciones legales en el sector energético para facilitar las fusiones, Solbes afirma en la mencionada entrevista: "No vamos a caer en el error de legislar para facilitar una operación" y muestra si preferencia a hacerlo teniendo en cuenta al sector eléctrico "en su conjunto". Solbes asegura que el Gobierno "cayó en la trampa de reaccionar a los problemas puntuales a medida que se iban produciendo" en el caso de la gestión de las ofertas de compra de Gas Natural y E.ON sobre la eléctrica Endesa. Ésta fue una trampa en la que Solbes cree que no se puede "volver a caer", dice tras atribuir a esta situación el conflicto que se produjo con Bruselas. Pese a todo, se muestra optimista respecto a la situación del conflicto tras el ultimátum que la UE ha dado al Gobierno para que elimine las condiciones impuestas por la Comisión Nacional de la Energía a E.ON en su oferta por Endesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de octubre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50