La ocupación hotelera se dispara para el Gran Premio de Cheste

El Gran Premio de Motociclismo de la Comunidad Valenciana, que se celebra en Cheste del 27 al 29 de octubre, espera batir "todos los récords" de asistencia. Los títulos de 250 y 500cc están en el aire -Jorge Lorenzo y Valentino Rossi son respectivamente los máximos favoritos- y Valencia se prepara para la marea de aficionados. "Esperamos plena ocupación", afirmó ayer el portavoz de la Federación de Hostelería, Vicente Pizcueta. Junto a los hoteles, Pizcueta apunta otras fórmulas "al alza", como el turismo rural y las zonas de acampada. "El área de influencia llegará hasta Gandia", asegura.

La organización espera una asistencia de 225.000 personas, un 10% más que el año pasado. "Un gran premio genera inercia, arrastra a gente aficionada al motociclismo y a otra que no, crea un gran ambiente. Muchos vienen sin entrada. Este año se van a pulverizar los récords del circuito, puede ser el premio más importante de la historia", explica Pizcueta. Algunos seguidores aprovecharán la festividad del 1 de noviembre para alargar su estancia. "La ocupación sera buenísima", añade Luis Martín, secretario de la Unión Hotelera.

El circuito de Cheste, que acoge la prueba, última del Mundial, desde 1999, ha dispuesto 8.000 localidades adicionales y ha aumentado a 15.000 las plazas de aparcamiento para motos. Paralelamente, el jueves 26 se celebrará el Día de los Campeones, en que los aficionados podrán dar vueltas al trazado con sus motos. El ayuntamiento de Cheste, mientras, ha organizado la campaña Lo moto no va con alcohol, durante la que se realizarán controles voluntarios de alcoholemia y se premiará a los conductores que den negativo.

La entrega de premios del Mundial se realizará en el Palau de les Arts Reina Sofía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de octubre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50