Insultos contra Fraga interrumpen su conferencia en Granada

Medio centenar de jóvenes llaman "asesino" y "fascista" al senador del Partido Popular

La conferencia inaugural de la Facultad de Ciencias Políticas de Granada, a cargo del senador popular Manuel Fraga, empezó en el Aula Magna y acabó en el Salón de Grados, al que tuvo que trasladarse el acto poco después de empezar debido a los gritos que recibió el presidente fundador del PP por parte de medio centenar de jóvenes, que le llamaron "asesino" y "fascista" en referencia, decían, a los cargos que ha ocupado en su trayectoria política.

El ambiente ya empezó a caldearse antes de que llegara el senador, cuando varios jóvenes, entre ellos algunos alumnos de la Facultad, repartieron entre los asistentes unas octavillas en las que se recogían algunos datos de la biografía de Fraga.

Los pasquines, firmados por el Foro por la Memoria, las Juventudes Comunistas y el Sindicato de Estudiantes, advertían, por ejemplo, de que el hoy senador "es un hombre que no tendría escrúpulos en firmar una sentencia de muerte contra cualquiera de nosotros".

El acto, no obstante, comenzó con relativa normalidad, pero el propio Fraga interrumpió su conferencia minutos después, tras oír alguno de los gritos que llegaban desde el público. "Si hay algo que no he hecho nunca es asesinar a nadie", señaló el senador, quien intentó seguir adelante con su conferencia, titulada España y su futuro. Pero la irrupción de agentes del Cuerpo Nacional de Policía en la sala con la orden, según dijeron, de desalojar a los asistentes que estuvieran de pie, terminó de hacer imposible la continuidad del acto.

El vicerrector de Relaciones Institucionales, Manuel Díaz Carrillo, aseguró después que no había habido ninguna orden de desalojo y que la policía entró "debido a una confusión".

La conferencia continuó en el Salón de Grados, ya con aforo limitado. Ramón Reyes, secretario provincial del Sindicato de Estudiantes en Granada, culpó lo ocurrido a la Universidad "por invitar" a Fraga "con el dinero de todos los contribuyentes".

"Es un señor que nunca ha apretado el gatillo, pero lo ha ordenado", afirma Reyes. "No me parece mal lo que ha pasado", añade el secretario del Sindicato de Estudiantes, quien no estuvo presente en el acto, pero que asegura que el sabotaje no estaba preparado. "Fue espontáneo. Es comprensible, a muchos alumnos de Políticas les obligaron a ir a pesar de que no querían", afirma.

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, señaló que los insultos a Fraga son "una muestra inadmisible de intolerancia, y revelan una actitud antidemocrática por parte de las personas que han protagonizado los incidentes". Las Juventudes Socialistas también condenaron ayer el incidente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 16 de octubre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50