AENA desglosará por primera vez las cuentas de los aeropuertos

La decisión del ente público es el paso previo al cambio en la gestión

El ente público que gestiona la red de aeropuertos españoles, AENA, ha encargado a la consultora Deloitte el desglose de las cuentas de ingresos y gastos de los aeródro-mos, que tendrá disponible a mediados de 2007, como paso previo al cambio de modelo de gestión que prepara el Gobierno. El nuevo diseño se presentará después de las elecciones autonómicas catalanas del 1 de noviembre, según trasladó el presidente de AENA, Manuel Azuaga, a los sindicatos en una reunión celebrada el pasado 25 de septiembre. Hasta ahora, AENA siempre se ha negado a individualizar las cuentas.

Azuaga explicó el pasado lunes 9, en su comparecencia parlamentaria para dar cuenta de los Presupuestos para 2007, que AENA no tiene contabilidad analítica por aeropuertos. En respuesta al diputado de CiU Jordi Vilajoana Azuaga explicó: "Sí hay presupuestos de inversión por aeropuertos, pero no tenemos ni ingresos, ni gastos, ni imputación de costes. Sí estamos ya elaborando con Deloitte una contabilidad analítica en donde todavía no tenemos decidido cuáles van a ser las imputaciones de los costes de los servicios centrales para cada uno de los aeropuertos, ni tampoco en qué medida podemos imputar los costes de navegación aérea".

Fuentes de AENA consultadas por este diario explican que eso no es exactamente así. "Claro que hay contabilidad de cada aeropuerto, lo contrario sería muy gordo. Otra cosa es que se publiquen los datos", comenta un directivo. El pasado mayo la Generalitat de Cataluña dio un dato que levantó ampollas en AENA: el de Barcelona es el aeropuerto más rentable de España, con 135 millones de euros de beneficio en 2004. Nadie desmintió la información. "Aún están buscando a quien filtró los datos", comenta con cierta ironía la citada fuente.

De la traducción concreta que tendrá la promesa del Ejecutivo de dar entrada a las administraciones autonómicas y locales y al sector privado en la gestión de los aeropuertos sólo se sabe que implica la segregación de los servicios de navegación aérea (el control del tráfico, principalmente). Así lo confirmó la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, en una entrevista en EL PAÍS el pasado agosto. El Gobierno, eso sí, no tiene ninguna intención de ceder la capacidad de decisión ni de desmantelar la gestión en red, que considera una ventaja del modelo español.

Pero las citadas fuentes consideran que los costes de navegación aérea no se deben imputar a ningún aeropuerto, ya que las tasas se cobran a las compañías a través de Eurocontrol (que las recauda y luego las reembolsa a los estados) y no deberían ser deficitarias. "De lo contrario, si no se recuperan los costes con las tasas se podría plantear un problema muy serio. Los servicios de navegación tienen que tener viabilidad financiera para garantizar la seguridad", explican.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 15 de octubre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50