Reportaje:Gimnasia | Campeonatos del Mundo en Aarhus

Martínez pone a prueba su tobillo

España busca el billete para los Juegos de Pekín liderada por el campeón de Europa

Cuando pasen pocos minutos de las dos de la tarde, Rafael Martínez, el primer campeón europeo de la gimnasia española desde Joaquín Blume, pondrá a prueba su tobillo izquierdo. Correrá alrededor de 25 metros. Atacará el potro y tras impulsarse con las manos realizará un movimiento imposible para casi cualquier humano. Aterrizará en una colchoneta que amortigua el choque. A pesar de ello, en ese momento, sus piernas soportarán una fuerza de más de una tonelada de peso, 20 veces su peso corporal, que ronda los 60 kilos. El peso de un coche pequeño.

Hace nueve meses, en un movimiento mucho menos agresivo en suelo, el atleta madrileño, de 22 años, la gran esperanza española junto a Gervasio Deferr en los Campeonatos del Mundo que empezaron ayer en Aarhus (Dinamarca), se rompió el talón de aquiles. Una operación, ocho meses de recuperación y un par de competiciones de poco nivel después, Martínez reconoce que no está en su mejor momento, pero se enfrenta con ilusión a una cita a la que no esperaba siquiera llegar. La delegación española está encantada porque, como dice una juez, es "es una lesión muy difícil de recuperar", de esas que retiran a los gimnastas. "Rafa no está al 100%, pero va a hacer los seis aparatos y está motivadísimo", añade Pedro Mir, jefe de la delegación española en Aarhus.

Esta lesión, como la de hombros que ha dejado en Madrid a Manuel Carballo, campeón de Europa de paralelas en 2005, ha marcado la preparación del equipo español para una competición que es la primera criba en el camino a los Juegos Olímpicos de Pekín de 2008 (sólo los 24 primeros equipos podrán participar en los mundiales preolímpicos del año que viene). No es extraño. La gimnasia es uno de los deportes que más castiga el cuerpo. Exige fuerza, coordinación, flexibilidad, potencia y el dominio de una técnica diferente para cada aparato -seis los hombres, cuatro las chicas- y que en ocasiones exige forzar las articulaciones para colocarlas, aunque sea unos segundos, en posturas antinaturales. Por eso son habituales las lesiones de tobillo y rodilla, que se resienten en cada salida de los aparatos y en cada serie de suelo; o de hombros, dislocados una y otra vez sobre todo en las anillas, pero también en paralelas. Eso sin contar que una mala caída, incluso la más tonta, puede acabar en rotura.

Los cuerpos de los españoles son un buen resumen. El mismo Martínez tuvo que ser operado de las rodillas y del maleolo (un hueso del tobillo) hace unos años; Deferr arrastró en su día molestias en la espalda y está operado de los hombros. Las lesiones además aumentan con la edad, cuando el cuerpo empieza a decir basta. El nuevo calendario internacional, con dos citas fuertes cada año, tampoco ayuda.

El único remedio es una supervisión médica constante y el trabajo con los fisioterapeutas -viajan dos con el equipo- y parones en cuanto se detecta el mínimo problema. Eso es lo que hizo Lénika de Simone hace un par de semanas. Se hizo daño en un tobillo durante un entrenamiento y decidió no participar en el último encuentro preparatorio de los Mundiales, frente a las actuales campeonas olímpicas, las rumanas. Diagnóstico: esguince leve de tobillo. Varios días de descanso y lista.

Y es que las chicas, casi niñas, tampoco se libran de las lesiones. El equipo español ha pasado su propio calvario. Patricia Moreno, bronce en suelo en los Juegos de Atenas, se lesionó la rodilla y no pudo participar en los Europeos; Laura Campos se quedó sin Juegos Mediterráneos por los ligamentos; Tania Gener se rompió el pie primero y el maléolo después... A pesar de todo, España sólo ha tenido una baja importante (la de Carballo) y llega optimista a Aarhus. Otros, como Rusia, EE UU, o Hungría llegan más mermados. La estadounidense Nastia Liukin, la gran promesa de la gimnasia mundial, la prometida sucesora de Nadia Comaneci, sólo participará en paralelas.

Sobre la firma

Amaya Iríbar

Redactora jefa de Fin de Semana desde 2017. Antes estuvo al frente de la sección de Deportes y fue redactora de Sociedad y de Negocios. Está especializada en gimnasia y ha cubierto para EL PAÍS dos Juegos Olímpicos y varios europeos y mundiales de atletismo. Es licenciada en Ciencias Políticas y tiene el Máster de periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS