Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Óscar Niemeyer, operado a los 98 años

RÍO DE JANEIRO

El arquitecto Óscar Niemeyer, de 98 años, uno de los creadores de la ciudad de Brasilia, presentaba ayer un cuadro clínico estable, cinco días después de la operación de cadera a la que fue sometido en el hospital Samaritano de Río de Janeiro, donde no está previsto por ahora darle de alta. El famoso arquitecto sufrió una caída en su piso-estudio en el barrio de Copacabana, se fracturó la parte superior del fémur y le ha sido implantada una placa ortopédica de metal. Con casi cien años, Niemeyer, que acaba de ser elegido en un concurso del diario O Globo como el hombre más genial de Brasil, ha continuado trabajando en la dirección de cinco proyectos al mes. Con él trabajan un equipo de nietos y bisnietos. Uno de sus últimos retos, desafiando al ingeniero José Carlos Sussekind, con quien trabaja desde hace 40 años, ha sido la de sostener una cúpula de 80 metros de diámetro en el proyecto del nuevo Museo Nacional de Brasilia, aún sin inaugurar. Niemeyer, que se dice uno de los últimos comunistas del mundo junto con José Saramago, tiene en marcha -y desearía finalizarlos antes de morir-, tres proyectos imponentes: el Eje monumental de Brasilia, la Pasarela del Samba en Río de Janeiro y el Camino Niemeyer, en Niteroi, su ciudad de origen, en el estado de Río, donde ha construido uno de los museos más futuristas del mundo. También ha diseñado el proyecto para el Museo de la Fundación de los Premios Príncipe de Asturias, que será construido en el entorno de la ría asturiana de Avilés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de octubre de 2006