Crisis en el matrimonio de Abdalá y Rania

La pareja ha realizado dos apariciones públicas para dar imagen de normalidad

El rey Abdalá II de Jordania y su esposa Rania están en crisis. En las embajadas se habla de ello y algunos medios informativos, como el diario hebreo Yediot Ahronot, se han hecho eco de los problemas de la pareja. La información de este periódico adquiere más valor porque sus propietarios pertenecen al círculo de amistades de la familia real jornada.

Cuentan que Abdalá y Rania viven separados en su palacio de Amán y que ella en los últimos meses apenas le ha acompañado en sus actos oficiales. En Jordania hay quienes van más lejos y hablan de divorcio y de que el Rey, de 44 años, se quedará con los cuatro hijos de la pareja: Husein, de 12 años; Iman, de 10; Salma, de 6 y Hashem, de 1.

En un intento de dar normalidad a la situación los Reyes de Jordania han visitado juntos el pasado miércoles un hogar de ancianos y han difundido imágenes familiares a varias revistas europeas de la celebración del cumpleaños de uno de sus hijos. Su próxima aparición será el 30 de octubre cuando visitarán oficialmente Holanda.

Abdalá es un hombre de éxito con las mujeres como lo fue su padre Hussein que se casó cuatro veces y tuvo 12 hijos. La primera esposa fue la princesa Dina, con la que mantuvo una unión que sólo duro dos años y de la que tuvo una sola hija, la princesa Alia. A este matrimonio le siguió el de la británica Toni Gardiner, que adopto el nombre de Muna al convertirse al islam, y le hizo padre de cuatro hijos, dos varones-Abdalá y Faisal- y otras dos hijas -Zein y Aisha-, y de la que se divorció en 1972. El matrimonio más trágico del rey Hussein fue el que contrajo con la palestina Alia Toukan en 1972, con la que tuvo un hijo, Alí, y una hija, Haya, a los que se sumó una hija adoptiva, Abir Muheisen. Alia falleció en un accidente de helicóptero el 9 de febrero de 1977. Su última esposa fue Noor, de soltera Lisa Hallaby, cn quien se casó en 1978 y con la que tuvo dos hijos, Hamzeh y Hashim, y dos hijas, Iman y Raiyah.

Dicen de Rania de Jordania que es la reina más guapa del mundo y también una de las más inteligentes y solidarias. Nació hace 36 años en Kuwait en el seno de una familia palestina oriunda de Tulkarm, en la Cisjordania ocupada. Licenciada en Administración de Empresasen la Universudad Americana del Cairo ha trabajado en la banca y la alta tecnología hasta que se casó con el entonces príncipe Abdalá ben Huseín.

La reina de Jordania se ha ganado la consideración de algunos foros internacionales al pronunciarse sobre algunos temas tabúes en su país, como la explotación infantil y la situación de la mujer. Su espíritu solidario (que la hace presidir organizaciones benéficas como la Fundación Río de Jordania (fundada por ella en 1995 para ayudar a los más desfavorecidos de su país) y la Sociedad Jordana de Donación de Órganos.

Abdalá y Rania se conocieron en enero de 1993 en una cena. Lo suyo, han contado, fue un flechazo y en junio de ese mismo año ya se habían casado. En esa época Abdalá era comandante de las fuerzas especiales del ejército. Sin embargo, cuando el rey Huseín enfermó nombró a su primogénito príncipe heredero, título que había perdido en 1965 en favor de su tío. El 9 de junio fue coronado rey.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 07 de octubre de 2006.