Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Madrid ata a Reyes y negocia el traspaso de Ronaldo al Inter

La salida de Baptista, fichado por el Arsenal, libera una plaza de extranjero para Adriano

El Real Madrid alcanzó ayer un acuerdo con el Arsenal para contratar a José Antonio Reyes, que firmará hoy a cambio del traspaso de Baptista, que hasta el próximo junio jugará en el club de Londres como cedido para luego completar su fichaje. La negociación se celebró en el marco de una operación en la que participan el Madrid, el Arsenal y el Inter de Milán, y que tiene como objetivo situar a Baptista en el Arsenal, a Ronaldo en el Inter, y a Reyes y Adriano, punta del club italiano, en el Madrid. El plazo para completar la carambola concluirá hoy a la media noche cuando la Liga de Fútbol Profesional cierre el mercado de fichajes.

Las conversaciones entre el Arsenal y el Madrid, que desde hacía tres semanas no prosperaban, se encauzaron ayer por la tarde al tiempo que se abría una vía negociadora entre Chamartín y el palacio Durini, sede del Inter. La actividad en las oficinas del Bernabéu no cesó durante toda la noche de ayer. Los dirigentes madridistas adquirieron a Reyes (Utrera, 1983) en calidad de cedido a cambio de ceder a Baptista hasta junio de 2007. A partir de junio, cuando concluya la actual temporada, Baptista (Sao Paulo, 1981) pasaría a formar parte del Arsenal y Reyes sería incorporado al Madrid a todos los efectos, como traspasado. Esta fórmula permitirá a Reyes jugar en el Madrid a partir de ahora sin necesidad de firmar un traspaso que le suponga romper compromisos adquiridos con otros clubes, a los que debería pagar una penalización. Al mismo tiempo, con la marcha de Baptista, que es brasileño, el Madrid ganará una plaza en su plantilla para recibir a un jugador extracomunitario. Este hombre es Adriano (Rio de Janeiro, 1982), el delantero del Inter.

Además de desprenderse de Baptista, el Madrid pagará una cantidad en metálico por Reyes

Baptista llegó procedente del Sevilla el año pasado a cambio de 25 millones de euros. Ahora serviría para conseguir a Reyes, un jugador que el Arsenal ha tasado en la misma cifra. Según fuentes del Madrid, el delantero brasileño, hasta hace poco obstinado en no moverse, está de acuerdo en mudarse al Arsenal. La insistencia de Capello, que le ha reiterado que no entra en sus planes, ha terminado por hacerle cambiar de opinión. Capello no quiere a Baptista y tiene muchas dudas respecto a Ronaldo, de 30 años. Tantas sospechas alberga el técnico italiano que ha hecho todo lo posible por cambiarlo por otro goleador de su confianza. El punta que mejor cuadra con sus expectativas es Adriano, de 24 años, que vive en el Inter una situación análoga a la de Ronaldo en el Madrid. El técnico del Inter, Roberto Mancini, le ha señalado como elemento desestabilizador del vestuario y como un jugador poco disciplinado. Tanto Ronaldo como Adriano llevan un año por debajo de su nivel, entre lesiones y problemas físicos.

Los responsables madridistas, con el presidente Ramón Calderón a la cabeza, se emplearon en llevar a buen término el traspaso de Baptista como primer paso para pasar a negociar con el Inter el trueque de Ronaldo por Adriano. La negociación con el Arsenal se cerró a primera hora de la madrugada del miércoles al jueves. Queda para hoy la transacción más importante. En el Madrid esperan lograr un cambio limpio, de jugador por jugador, similar al que implicó a Reyes y Baptista, que no supuso grandes desembolsos de dinero en efectivo. Según fuentes del Madrid, además de desprenderse de Baptista, el club pagó una cantidad en metálico que podría rondar los tres millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de agosto de 2006