El Ayuntamiento recalifica otra zona verde en la parte más cara de Málaga

La finca está próxima a otra en la que Aifos podrá construir chalés

El monte Gibralfaro, la zona con los suelos más caros de Málaga, perderá una nueva zona verde de cumplirse las previsiones del avance del Plan General de Ordenación Urbanística de la ciudad. La máxima norma urbanística municipal prevé recalificar como urbanizable una parcela de 13.993 metros cuadrados en la que se podrá construir un centro comercial y de servicios que ocupará un tercio de su extensión.

La finca pertenece a la empresa Capel Sur, administrada por el arquitecto y empresario Nicolás Travesí, y se encuentra a escasos 300 metros de otra parcela verde propiedad, entre otros, del dueño de la promotora Aifos, imputado en la operación Malaya. En esta pastilla de suelo, el avance del PGOU, aprobado el pasado 26 de julio con los únicos votos favorables de la mayoría absoluta del PP, contempla la construcción de 22 chalets.

En el plan general de 1998, todavía vigente, la parcela de Capel Sur, que se encuentra en el llamado Monte Sancha, junto a Gibralfaro, figura con la denominación de sistema local de Espacios Libres, lo que antes se llamaban zonas verdes. Nicolás Travesí, sostiene que la parcela recibió esa calificación en el PGOU de 1983. En el avance del próximo plan general, la finca está pintada como suelo urbano no consolidado, y en ella se podrá levantar un equipamiento comercial y de ocio de 12.680 metros cuadrados de techo edificable. La edificación deberá ser escalonada, con cubiertas planteadas como espacio público y con la rasante ajustada al camino.

Según la ley urbanística andaluza, cuando un municipio quiere incorporar a su patrimonio un área verde privada enclavada en zona urbana, tiene que compensar la expropiación como si el suelo fuera urbanizable a los precios de mercado de la zona.

Expropiación

Capel Sur pidió en octubre de 2003 que se iniciaran los trámites para la expropiación de la finca, lo que nunca se llevó a cabo a pesar de que el Consejo de Administración de la Gerencia de Urbanismo lo aprobó así el 21 de diciembre de 2004.

El Ayuntamiento ve la recalificación del terreno como la solución menos perjudicial para el interés general, ya que la expropiación de la parcela supondría un "descalabro" económico para el Consistorio y la finca -en pendiente y en una zona con poca densidad de población- no es buena para el disfrute ciudadano . El concejal de Urbanismo, Juan Ramón Casero, reconoce que "se produce un deterioro de la zona verde, pero el resultado final me parece favorable para la ciudad".

El viceportavoz socialista en el Ayuntamiento, Enrique Salvo, es tajante en la posición contraria: "La función de Gibralfaro no es la de paseo, sino la de oxigenar el aire, refrigerar la ciudad y retener particulas en suspensión". Salvo ve "sospechoso" que "sean promotores de actividad dudosa en la ciudad los favorecidos por los pelotazos especulativos del alcalde [Francisco de la Torre]".

Travesí administra varias empresas creadas por el industrial de origen sefardí Jacques Joseph Capeluto, fallecido hace año y medio a los 97 años. Capeluto se se hizo dueño de casi todas las parcelas de Monte Sancha en los años 60, y el Ayuntamiento le concedió una calle en esa zona en noviembre de 2005.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 26 de agosto de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50