Tribuna:Mundial de baloncesto 2006Tribuna
i

Cambio de papeles

Finalizó la primera fase y España, líder del grupo B, se enfrentará a Serbia y Montenegro, cuarta de su grupo, en los octavos de final del campeonato. Consigue además evitar un cruce con Estados Unidos, con quien sólo se enfrentaría en la final. Los balcánicos han perdido tres de los cinco partidos disputados, alguno de ellos ante rivales a los que hace unos años ganaban sin mayor dificultad. Las cosas han cambiado. Y mucho. Desde que se proclamasen campeones en el pasado Mundial de Indianápolis, comenzaron un declive que tocó fondo en el Europeo de Belgrado del pasado año, en el que no se clasificaron jugando con todas sus estrellas de la NBA y continentales. Cada uno tiró por su lado e incluso hubo graves enfrentamientos personales. Así no se puede ganar nada, claro. Lo que era un orgullo, defender los colores de tu país, se convirtió en una pesadilla. Quizá por eso este año algunas de las nuevas estrellas serbias se han negado a participar en Japón. Ahora el equipo tiene caras nuevas, es joven -nueve jugadores tienen menos de 23 años- y, aunque no se puede negar su calidad, está en claro proceso de formación.

En sólo unos años han cambiado las tornas. España es la favorita -de hecho, ha ganado los últimos ocho partidos disputados- y ocupa el lugar que antes tenían los serbios en las quinielas de un Mundial. También en lo que se refiere al carácter ganador. Los españoles tienen una confianza en su juego que recuerda a los grandes jugadores que tantos éxitos consiguieron para los países de la ex Yugoslavia. No dudan en asumir su responsabilidad y son capaces de resolver en situaciones comprometidas.

El partido no va a ser sencillo, no va a parecerse nada a los encuentros previos al Mundial. Los balcánicos tienen altura, buenos tiradores y, aunque han tenido muchas dudas hasta ahora, cuando juegan con orden son un equipo temible. España debe imponer su ley desde los primeros minutos. Si juega a su nivel acostumbrado, Rakocevic y compañía tendrán muy complicado meterles mano. Hoy por hoy el carácter ganador es español.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 25 de agosto de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50