Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:ESCRITO A MANO

¿Derecho matrimonial o patrimonial?

Para no tener que seguir pasándole la pensión mensual el millonario ex marido la hizo seguir por detectives. Quería probar que vivía con otro hombre e incluso contrató un helicóptero para filmarla en la cubierta del yate del amante. El ex marido se gastó en la investigación la pensión de 10 años, me contó su abogado. Es una historia que ejemplifica el rencor. Otro abogado contó que, al separarse, ella montó un restaurante en un pueblo de montaña. La sospecha del ex marido de que ella vivía con un hombre era cierta, pero tuvo que seguir pagándole la pensión porque la mujer contrató al amante como camarero con derecho a habitación. Argucias amatorias para no perder unos derechos. La tercera historia la personifica un padre de familia que cuando su hijo se iba a casar le compró un piso y le dijo: "Irá a tu nombre, pero a fin de evitar que en caso de separación y teniendo hijos pequeños tu mujer tenga derecho a quedarse en el piso y a ti te saque a patadas, buscaréis uno de alquiler que pagaréis con el alquiler del piso de propiedad". Seguía el consejo de un abogado. Son historias que creía de ayer pero que leyendo lo que viene publicando El PAÍS sobre problemas legales de parejas separadas demuestran que cuando media dinero por medio pocas cosas cambian. En las separaciones hay mucho encono y muy poca generosidad. "Más que de derecho matrimonial habría que hablar de derecho patrimonial", sentencia un abogado. Las perdedoras suelen ser las mujeres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de agosto de 2006