Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MUNICIPIOS TURÍSTICOS | CONIL

"Hemos puesto más seguridad tras los fuegos"Una 'villa turística'

El alcalde Antonio Roldán mantedrá como suelo público las regiones quemadas este verano

En el centro histórico de Conil (Cádiz, 19.500 habitantes), los vecinos se mezclan cada verano con casi 80.000 turistas que llegan atraídos por sus playas, la animación de sus calles y su naturaleza. Es la apuesta de su alcalde, Antonio Roldán (Conil, 1958), de Izquierda Unida, quien mantiene una lucha por aumentar los terrenos protegidos y convertir así la localidad en un referente del modelo turístico que ya se adivina en el futuro. Cree que el urbanismo agresivo ha fracasado, que los visitantes buscan parajes naturales, semisalvajes, donde poder descansar. Es el paraíso en que quiere transformarse Conil.

Pregunta. La Junta ha declarado a Conil municipio turístico hace sólo tres meses, ¿qué va a suponer esta nueva calificación?

Respuesta. Es, sobre todo, un reconocimiento de que tenemos una población asistida que no se corresponde con la que normalmente reside aquí. Vamos a hacer un convenio con la Junta para subvencionar una serie de actuaciones encaminadas a mejorar el espacio turístico y la calidad de los servicios, pero aún estamos en conversaciones con la Dirección General de Turismo para concretar cuáles serán estas inversiones. En total, serán 700.000 euros para potenciar el municipio.

P. Esta buena noticia contrasta con la racha negra que ha vivido la población este verano, con cuatro incendios. ¿Se ha dado ya con los responsables de estos fuegos?

R. Sólo una persona fue detenida y puesta en libertad después porque no estaba clara su relación con el primer incendio, ni si éste había sido fortuito. Pero de los posteriores, de los que sabemos con seguridad que fueron intencionados, no tenemos aún responsables. Esperamos que la investigación avance y los detengan, porque han causado un importante daño ecológico en el pinar y el monte de Roche.

P. ¿Qué razones pueden haber motivado la provocación de los incendios?

R. No lo entiendo, porque la mayor parte de lo que ha ardido es monte público, por lo que no puede haber ningún interés urbanístico: no vamos a construir en las zonas incendiadas. De hecho, ya estamos colaborando con la Junta en la redacción del plan de reforestación.

P. Tras estos episodios, el Ayuntamiento limitó el acceso en coche a algunas zonas. ¿Está funcionando esta medida?

R. La gente, en general, las respeta, más cuando conocen el peligro que puede suponer en algunas zonas aparcar o desarrollar determinadas actividades. Hemos prohibido también que se bloqueen las carreteras de acceso a las playas y hemos puesto más seguridad. Esperemos que funcione y que no tengamos más fuegos.

P. El Ayuntamiento ha insistido en la necesidad de proteger la playa de Castilnovo, ¿cómo van las negociaciones con la Junta?

R. Hasta el momento, hemos logrado que la Demarcación de Costas asegure la ampliación de la zona de servidumbre hasta los 200 metros, y se ha comprometido también a iniciar conversaciones con los propietarios para la compra de estos terrenos. Esperemos que esto sea realidad pronto, y que además la Junta nos conteste ante la petición de que se declare paraje natural toda la zona de Castilnovo. Entendemos que es una playa que tiene que quedar libre de edificación y vamos a seguir insistiendo hasta conseguirlo.

P. Cada año se repite en la zona de movida de Conil algún episodio violento, alguna pelea o reyerta. ¿Hay modo de evitarlas?

R. Este año ha habido una pelea muy desagradable, pero fue un hecho puntual y aislado. Lo cierto es que Conil lo visitan miles de personas, de todas las clases, y aunque puede haber algún roce, no es lo habitual. De las 90.000 personas que acogemos en verano, el 99% disfruta con normalidad de las playas, los restaurantes y los bares, no tienen problemas. Pero, de todas formas, estamos poniendo medios para mejorar la seguridad, desde el Ayuntamiento y desde la Guardia Civil, trabajamos coordinados para que no se repitan estos casos.

P. Hace unas semanas se abrió el nuevo tramo de autovía que va desde Chiclana hasta Conil, y también una carretera de circunvalación que rodea el núcleo urbano, ¿notan los turistas estas mejoras?

R. Por supuesto. En años anteriores, en temporada de verano, teníamos unos problemas tremendos de colas, atascos, y de posibilidades de accidentes en la población, y ahora hay agilidad en el tráfico y la gente está contenta. Lo único que pedimos es que se mejore la señalización para Conil, porque hay alguna confusión por parte de quienes nos visitan, ya nos han hecho llegar algunas quejas. Actualmente, estamos en conversaciones con la Dirección General de Carreteras para mejorar los carteles anunciadores de la autovía.

El alcalde de Conil defiende un modelo de "villa turística" para la población. La mayoría de hoteles se encuentran en el centro histórico, de modo que vecinos y veraneantes comparten espacios durante unos meses y los turistas se integran en la vida del municipio. Se trata de un desarrollo opuesto a la concentración de plazas hoteleras en urbanizaciones alejadas de la ciudad y que, según Antonio Roldán, "las plusvalías están menos repartidas y el pueblo no percibe tanto el beneficio económico del turismo". En el lado negativo, una cierta saturación de calles, restaurantes y bares los fines de semana de más afluencia de agosto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de agosto de 2006