Reportaje:Fútbol | Internacional

Rooney amenaza con boicotear a Inglaterra

El punta, sancionado en Liga por una expulsión en un amistoso, no promocionará sus productos

Agencias

Una duda planea entre los hinchas más críticos de Inglaterra. ¿Con quién no se ha peleado Wayne Rooney? El delantero del Manchester United no hace más que sumar nombres a su lista de agraviados: la temporada pasada se peleó con el ex madridista Owen, su compañero de ataque en la selección. Le acusaba de haberle engañado, de haberle aconsejado mal a través de su agente hasta conseguir que tuviera pérdidas millonarias en las apuestas. También se peleó en el Mundial de Alemania con Cristiano Ronaldo, su compañero en el Manchester. Dijo que le partiría la cara en cuanto se cruzaran en un entrenamiento: le acusaba de fingir hasta conseguir que le expulsaran en el Inglaterra-Portugal de la Copa del Mundo. Ahora le ha tocado el turno a la Federación inglesa. Este verano, Rooney fue expulsado durante un Manchester United-Oporto amistoso por propinarle un codazo a un rival. La Federación le ha sancionado con tres partidos de Liga sin jugar. Y Rooney amenaza con no volver a promocionar nunca más sus productos cuando sea convocado con la selección.

"Está considerando retirar su apoyo al programa comercial de la Federación", explicó Paul Stretford, su agente, preocupado porque los tres partidos de sanción de la Federación se unirían a los otros tres que la FIFA impuso a Rooney por su agresión a Cristiano Ronaldo. "Seguirá representando al país con orgullo y compromiso, pero no permitirá que su imagen sea usada o explotada y no participará en actos comerciales de la Federación. La sanción es completamente injustificada", cerró.

En sus protestas, Rooney ha encontrado un inesperado aliado. "Esa decisión me molesta y sorprende. No hace más fácil mi trabajo", dijo Steve McClaren, el nuevo seleccionador de Inglaterra. La disputa entre Rooney y la Federación acaba de comenzar. Es difícil predecir su desarrollo. Sí se sabe cómo terminaron algunos de sus enfrentamientos anteriores. Rooney jugó el Mundial sin problemas con Owen. Se entrena con Cristiano Ronaldo, y todavía no le ha pegado. El año pasado, hasta se le vio por el Bernabéu: tenía que disculparse con David Beckham, por entonces capitán de Inglaterra, al que había llamado "bastardo" durante el Irlanda del Norte-Inglaterra (1-0), clasificatorio para el Mundial de Alemania.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 20 de agosto de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50