_
_
_
_

El acusado de matar al hijo de su pareja, ingresado en un módulo de aislamiento para protegerlo de otros presos

Fernando J. Pérez

El hombre que supuestamente maltrató hasta la muerte el pasado sábado al hijo de su compañera sentimental, de dos años y medio, en Málaga ha sido recluido en un módulo de aislamiento de la prisión provincial de Alhaurín de la Torre para protegerlo de posibles agresiones de otros reclusos. El presunto homicida del pequeño Cristian, de iniciales M. A. C. M, ingresó en la cárcel el domingo sobre las 18.00 y, según fuentes penitenciarias, fue trasladado al módulo siete -en el que se encuentran otros presos relacionados con menores y con delitos sexuales- para "garantizar su integridad física". Además de las medidas de aislamiento, al imputado, de 22 años, se le ha aplicado el protocolo de prevención de suicidios, después de que fuera visitado por el educador, el psicólogo y el médico de la prisión, según las mismas fuentes.

El niño fue enterrado a mediodía de ayer en el cementerio malagueño de San Gabriel, en un sepelio al que acudieron una treintena de personas. De acuerdo con la autopsia, Cristian falleció como consecuencia de una hemorragia interna causada por "lesiones traumáticas", al parecer provocadas por el novio de su madre. Ésta explicó a la Policía Local de Málaga que el sábado alrededor de las 13.00 salió a hacer la compra y dejó a su hijo con su pareja, y que al regresar media hora después encontró al pequeño tirado en el suelo, muy pálido y sin señales de vida. Su compañero sentimental le explicó entonces que el pequeño se había caído y se había golpeado la cabeza con el inodoro.

El niño, que presentaba múltiples hematomas y magulladuras, así como un fuerte golpe en la cabeza, llegó sin vida al hospital Materno Infantil. Los servicios médicos, siguiendo el protocolo de malos tratos, fueron los que alertaron al grupo de Menores de la Policía Local, cuyos agentes detuvieron a M. A. C. M. El presunto agresor tiene antecedentes policiales por amenazas, según fuentes policiales citadas por la agencia Efe.

El supuesto homicida y la madre del niño fallecido, de 19 años, tienen en común una hija de unos dos meses. El mes pasado, esta niña fue ingresada en el Materno Infantil por contusiones en la cabeza. Los médicos que la trataron entonces no observaron síntomas de maltrato.

La Delegación de Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía estudiaba ayer la documentación recabada sobre la familia por parte del hospital y de los servicios sociales comunitarios, con vistas a determinar si la hermana de Cristian se encuentra en situación de desamparo. Finalmente, los asistentes sociales consideraron que no hay motivos para retirar a la madre la tutela de la menor, que está siendo atendida por sus abuelos. No obstante, fuentes de la Delegación aseguraron que el caso de esta niña va a ser objeto de una "especial atención", sobre todo durante las próximas semanas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Sobre la firma

Fernando J. Pérez
Es redactor y editor en la sección de España, con especialización en tribunales. Desde 2006 trabaja en EL PAÍS, primero en la delegación de Málaga y, desde 2013, en la redacción central. Es licenciado en Traducción y en Comunicación Audiovisual, y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_