Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Papá Huston cumple 100 años

La actriz Anjelica Huston recuerda la figura de su padre en una entrevista. Un ciclo recuperará las películas del genial director a lo largo del mes de agosto en la cadena TCM

Contra todo protocolo, ella agarró el Oscar y corrió hacia el patio de butacas con la estatua dorada bajo el brazo. Exultante "de adrenalina", iba al encuentro de su padre y director de la película El honor de los Prizzi por la que había sido premiada. Él -"siempre el hombre más alto de la habitación, el que tenía la voz más fuerte"- no pudo ni siquiera mirarla, estaba deshecho en lágrimas. Así que la bella Anjelica, educada para ser "intrépida", todavía lo recuerda entre risas, como una de las mejores anécdotas de su vida. Nada del tradicional responso soporífero de agradecimiento plagado de nombres de familiares desde el estrado, ella quería mirarle en directo.

Hoy su padre, el gran John Huston, que murió el 28 de agosto de 1987, cumpliría 100 años

. Sierra Madre, La jungla de asfalto, La reina de África o El halcón maltés son algunos de los títulos del director que la cadena TCM (www.canaltcm.com) repondrá a lo largo de este mes para celebrarlo, pero antes de nada la palabra la tendrá Anjelica.

En una entrevista concedida a la cadena, que se emitirá hoy a las cuatro de la tarde, la actriz traza un tierno perfil de su padre que se intercala con las propias palabras del director y algunas escenas de sus películas. Anjelica recuerda su carácter -"era exigente, crítico, generoso, divertido..."-, su irresistible encanto -"terriblemente atractivo sin ser guapo"-, sus amigos -"junto a Bogart se inmunizó con alcohol contra los mosquitos en África"- y la educación que le dio -"se esforzó por que sus hijos no tuvieran miedo"-.

Los mejores momentos de su vida dice su hija que los pasó rodando y viajando con su equipo. El resultado final, sus películas, muestran una "moral agridulce" y tratan temas como "la posibilidad de la virtud bajo presión". En todas ellas ve reflejado al hombre aventurero, "extremadamente inteligente" y "valiente" que su padre fue.

Nacido en Nevada, hijo del actor Walter Huston y la periodista Rhae Gore, John, el tipo duro y socarrón que llenó las pantallas durante décadas con inquietantes y bellas historias, creció entre las pistas deportivas donde le llevaba su madre y el circuito de vodevil en el que se movía su padre. Boxeador juvenil, oficial de la caballería mexicana, periodista fracasado, capitán en la II Guerra Mundial, mujeriego, vividor y empedernido jugador, consiguió que su padre y su hija obtuvieran un Oscar rodando bajo sus órdenes. Aquello, dice Anjelica, fue su mayor orgullo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de agosto de 2006