Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una fiscal investiga si Serrano enfermó en el Giro tras doparse

Los 'carabinieri' recaban también a la Guardia Civil información sobre otros tres ciclistas españoles

La fiscal de Bérgamo (Italia) Maria Cristina Rota ha solicitado, a través de los carabinieri del NAS (antinarcóticos) de Brescia información de los corredores españoles Unai Osa, Marcos Serrano, Joseba Beloki y Ángel Vicioso, contra quienes planea abrir diligencias penales por disputar dopados competiciones en Italia. La fiscal, asimismo, investiga la enfermedad sufrida en el pasado Giro por Serrano, hospitalizado por una presunta "infección vírica". Los investigadores italianos han interceptado varios SMS en los que la esposa de Serrano pide explicaciones a Eufemiano Fuentes.

El pasado 19 de mayo, viernes,después de cenar, Marcos Serrano, que había terminado con total normalidad la duodécima etapa del Giro de Italia, se sintió súbitamente enfermo. Según un comunicado de su equipo, el entonces llamado Liberty Seguros-Wurth, el ciclista gallego, de 33 años, sufría "fiebre alta y episiodios de vómitos", por lo que el médico del equipo, Sergio Quílez, lo trasladó de urgencia al hospital de Tortona, donde permaneció el fin de semana. Después, y así lo atestiguan fuentes de la investigación, estuvo ingresado 10 días en un hospital de Vigo. Según el informe médico entregado a la Guardia Civil, la causa de su enfermedad era una "intoxicación medicamentosa".

Mientras Serrano se recuperaba en el hospital vigués, la Guardia Civil procedía en Madrid, el martes 23 de mayo, a la detención de su director deportivo, Manolo Saiz, del médico canario Eufemiano Fuentes y del hematólogo madrileño José Luis Merino Batres. Era el comienzo de la Operación Puerto, que también supuso el arresto del entrenador aragonés Ignacio Labarta y del ex corredor de mountain bike madrileño Javier León. Todos ellos están imputados en España por un presunto delito contra la salud pública.

En los registros practicados en diversos domicilios se encontraron decenas de bolsas de sangre pertenecientes a ciclistas y amplia documentación sobre los tratamientos dopantes prescritos por Fuentes y su equipo al menos a 58 corredores profesionales, 15 del equipo Liberty. Entre ellos, Marcos Serrano, como bien sabía su esposa, quien, en las primeras horas de la enfermedad, envió varios SMS al teléfono intervenido del médico canario solicitándole explicaciones sobre el mal de su marido.

Los investigadores que trataron de lograr la colaboración de Serrano se tropezaron con la negativa de éste y de su abogado a colaborar. "He sufrido una infección, un virus como tantos otros", les dijo Serrano a los miembros de la Guardia Civil que hablaron con él.

Ley penal contra el dopaje

La ley antidopaje italiana, una de las más duras del mundo, prevé penas de prisión para los deportistas que recurran a sustancias prohibidas. Este hecho permite que las autoridades judiciales del país transalpino dispongan de más capacidad para investigar todos los asuntos relacionados con el dopaje. Y dado que en sus investigaciones paralelas a la Operación Puerto sobre una red de dopaje que actúa en el norte de Italia, la fiscalía de Bérgamo ha encontrado vínculos con la trama española, la colaboración se ha intensificado en las últimas semanas.

Los carabinieri cuentan con documentación sobre el caso enviada por la Guardia Civil, y en ella han encontrado indicios de que varios corredores españoles han disputado dopados competiciones ciclistas en Italia. Las pruebas más graves, según fuentes cercanas a la investigación, parecen salpicar en especial a cuatro corredores en los últimos años: Joseba Beloki, Ángel Vicioso, Marcos Serrano y Unai Osa.

Entre los papeles encontrados en los pisos de Madrid en los que Eufemiano Fuentes y su grupo tenían sus estudios, destacan las hojas con la planificación deportiva, médica y de toma de sustancias prohibidas que podrían haber influido en el rendimiento de los cuatro en los últimos años en competiciones italianas. En 2005, Vicioso participó en Italia en la Tirreno-Adriático y la Milán-San Remo; Serrano corrió en 2005 el Giro de Lombardía y en 2006 12 etapas del Giro de Italia; Unai Osa corrió los Giros de los dos últimos años, así como la Tirreno-Adriático, y Joseba Beloki, el Giro de 2005 hasta la 13ª etapa y la Tirreno-Adriático.

Las diligencias abiertas por la fiscalía pueden desembocar en un proceso judicial que puede terminar con los corredores condenados a penas de prisión si son declarados culpables de dopaje.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de agosto de 2006