Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Matar la gallina de los huevos de oro

Los últimos calores han disparado el consumo de electricidad por el uso del aire acondicionado. Como ha ocurrido otros veranos, hay peligro de posibles apagones que afectarán de manera especial al sector turístico, que es precisamente uno de los que más riqueza generan. Durante bastante tiempo ha sido el motor de la economía, y ello ha suscitado el aumento continuado de plazas hoteleras, lo que a su vez ha promovido un incremento del turismo -cada año se bate el récord de visitantes del anterior-, hasta llegar a la masificación que puede darse en bastantes zonas.

El afán de obtener más ingresos y de ganar más no es malo en sí, pero también tiene su límite, que viene dado por la escasez de espacio, de agua, y de energía eléctrica. No parece que se tenga mucho en cuenta al contemplar las megaurbanizaciones de las que está plagado todo el Levante español, y que se van empalmando unas a otras hasta no dejar apenas espacios naturales libres en nuestro litoral, a pesar de la escasez de agua, de que los acuíferos se están agotando, los pozos se están salinizando y del mayor consumo eléctrico que todo ello genera. Ya es hora de que nuestras autoridades piensen en poner un límite y aplicar los criterios del desarrollo sostenible si no quieren matar la gallina de los huevos de oro e hipotecar nuestro futuro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de julio de 2006