Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ASTRONOMÍA | Pequeños cuerpos celestes

Los astrónomos buscan una nueva definición de planeta

Los trabajos que esta realizando una comisión especial de la Unión Astronómica Internacional (UAI) para proponer una definición de planeta están a punto de concluir. La solución, que debe ayudar a clasificar diferentes pequeños objetos celestes dentro y fuera del Sistema Solar, seguramente se hará pública en septiembre.

Si la nueva definición tiene éxito, artículos y archivos científicos probablemente la tendrán en cuenta, y los libros de texto deberían ser corregidos. La propuesta de la comisión especial se presentará en la asamblea general de la UAI, que se celebra el mes próximo, en Praga, y si se aprueba se anunciará a continuación.

La necesidad de encontrar una redefinición de planeta viene de la mano del avance de la astronomía. Hasta hace relativamente poco la lista de planetas estaba sólidamente cerrada con los nueve tradicionales. Pero los científicos empezaron a encontrar cuerpos en el Sistema Solar que, por algunas de sus características, exigirían, según algunos científicos, entrar en la categoría planetaria.

Cada vez se vio más claro que la definición tradicional carecía de rigor suficiente. ¿Es su tamaño lo que cuenta? Plutón es un poco más pequeño que la Luna y Mercurio ligeramente mayor al satélite terrestre, pero menor que otras lunas del Sistema Solar. ¿Debe ser, entonces, su órbita la clave de ser o no ser planeta? Plutón, de nuevo, destaca las dificultades, ya que si los otros ocho planetas giran alrededor del Sol en el mismo plano y siguiendo una trayectoria casi circular, Plutón tiene una órbita considerablemente más inclinada y muy alargada.

Lejos de la uniformidad, tampoco el tipo de cuerpo ayuda a unificar criterios ateniéndose a los nueve planetas tradicionales, ya que de éstos unos son gigantes gaseosos, y otros son de tipo terrestre. El tener o no tener satélites no sirve de mucho: la Tierra tiene uno, Júpiter y Saturno, decenas y Venus, ninguno. Plutón tiene una luna casi tan grande como él mismo.

El descubrimiento reciente de asteroides de tamaño tal vez superior al mismo Plutón y características similares ha dado sentido de urgencia a la búsqueda de una definición. La UAI espera que ahora se logre, y que la comisión no fracase como el anterior grupo de trabajo que buscó una definición de planeta. El secretario general de la UIA, Oddbjorn Engvold, comentó hace poco a Space.com que la definición no se limitaría a un criterio, sino que conjugaría varios elementos, como masa, origen, características y tipo de órbita.

Aunque la nueva definición se centre en los cuerpos del Sistema Solar, tal vez ayude también a los astrónomos que miran más lejos, buscando planetas alrededor de otras estrellas. Han descubierto más de 150 y ya han surgido polémicas: la definición de la condición planetaria basada en su masa daría entrada en la categoría a otros cuerpos pequeños y oscuros, las enanas marrones, aunque no estén en órbita de estrellas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de julio de 2006