Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El sumario del mayor escándalo de dopaje del deporte español

El pelotón español se planta

Los profesionales se niegan a disputar el Campeonato de España tras las revelaciones de dopaje masivo

Los ciclistas españoles decidieron ayer, en la misma línea de salida del Campeonato de España de fondo en carretera, suspender su participación en la carrera en respuesta a la publicación en EL PAÍS del sumario de la Operación Puerto, que investiga la trama que suministraba sustancias prohibidas a 58 ciclistas. La Asociación de Ciclistas Profesionales, reunida tras el plante en Asamblea, explicó la decisión como una protesta contra las "acusaciones generalizadas que ponen bajo sospecha de dopaje a todos". La Federación de Ciclismo, por su parte, "lamentó" la suspensión de la carrera, que debía disputarse entre Móstoles, Arroyomolinos y Moraleja de Enmedio, en Madrid, y dijo "no compartir" la decisión.

Juan Manuel Gárate, campeón de España de ciclismo en ruta en 2005, no tendrá sucesor. España no celebrará este año a un nuevo campeón. Los anaqueles guardarán para siempre un hueco en blanco para el triunfador de la edición 2006. Es la última consecuencia de la Operación Puerto, que investiga la trama criminal que suministraba sustancias prohibidas a 58 ciclistas, y cuyo sumario adelantó ayer EL PAÍS. Todo ocurrió en pocos minutos y sin que previamente se reuniera la Asamblea de la Asociación de ciclistas profesionales (ACP): los ciclistas españoles decidieron plantarse en la misma línea de salida y no correr el campeonato de España, que debía disputarse ayer sobre un circuito de 20 kilómetros entre las localidades madrileñas de Móstoles, Arroyomolinos y Moraleja de Enmedio. El escenario: la roulotte donde se debía colocar el podio, huérfano finalmente de campeón. Los protagonistas: dos ciclistas por cada equipo, reunidos en sanedrín para decidir el plante. El instigador: un ciclista del Comunidad Valenciana, que en la madrugada del sábado al domingo empezó a llamar a los móviles de sus compañeros del pelotón para hacer campaña por el plante. El movilizador estuvo activamente apoyado por Vicente Belda, su director, y los ciclistas del Kaiku y el Astana Wurth -antiguo Liberty Seguros-. Belda, ya en la tarde del sábado, intentó urdir un plan de protesta contra el Consejo de Superior de Deportes (CSD), al que culpa de no haberle defendido.

Con el plante ya consumado, la Asociación de Ciclistas Profesionales se reunió en Asamblea en un hotel de Móstoles, situado en la carretera de Fuenlabrada. Hubo discusiones acaloradas. Según testigos presenciales, hubo quien argumentó que se debía dejar de hablar con la prensa -"que ya vendrán de rodillas"-. Otros recordaron que había que unirse y hacer grupo con argumentos amenazantes: "Ahora han cogido a nuestro médico [en referencia a Eufemiano Fuentes, presunto muñidor de la red de suministro de productos dopantes], pero un día puede ser el vuestro el que tenga problemas", cuenta un testigo que se llegó a escuchar en el salón del hotel que acogía la reunión. Se oyeron, dicen, protestas, argumentos victimistas y quejas que señalaban a la prensa "como la culpable de todo lo que está ocurriendo". Desde la Asociación, sin embargo, se negó todo. "Eso son cosas que se han podido decir, pero no es ni mucho menos la opinión de los ciclistas. No merece la pena ni valorarlo", explican fuentes de su dirección. "Ha sido un debate sereno y constructivo. Acaloramientos prácticamente no ha habido, aunque siempre hay gente que habla con más énfasis que otros".

Finalmente se impusieron los más moderados de la Asociación, aquellos que querían "vender un mensaje positivo". "Los ciclistas profesionales apoyamos la lucha contra el dopaje y ésta debe garantizar criterios de igualdad y justicia, para que aquellos deportistas que no recurran a la trampa del dopaje no sufran ningún perjuicio, ni directo ni indirecto", argumentó la ACP en un comunicado donde el apoyo incondicional a la Operación Puerto se mezclaba con la denuncia: "Nuevamente, nuestro colectivo se ve sacudido con acusaciones generalizadas poniendo bajo sospecha de dopaje a todo el pelotón. En momentos tan difíciles como estos queremos demandar la ayuda de las instituciones públicas, sobre todo del CSD, y privadas que componen el medio ciclista e ir todos en la misma dirección para poner todos los medios que permitan recobrar la normalidad que nunca se debió perder".

El primer paso para recuperar la normalidad ha sido suspender el Campeonato de España. Sólo un equipo español protestó ayer oficialmente contra la medida: "El Campeonato de España es la prueba más significativa del calendario español y no es justo tomar esta medida a última hora, sin recapacitar el daño producido a todas las casas comerciales. Si los corredores quieren demostrar su malestar deberían de seguir vías menos perjudiciales para el ciclismo", argumentó en un comunicado oficial el Relax GAM Fuenlabrada, muy próximo a Unipublic, empresa organizadora de la carrera. La federación, por su parte, dijo no compartir la decisión de los corredores.

No faltó, sin embargo, quien vio consecuencias positivas en el triste acontecimiento: "Lo sucedido puede venir bien al ciclismo para aclarar las cosas", dijo Vicente Belda, director del Comunidad Valenciana. "Ese hueco en el palmarés del Campeonato de España deja bien a las claras el malestar de todos los corredores con lo que se está diciendo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de junio de 2006