Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESCENA

El director de L'Om Imprebís se pasa a la zarzuela

Hace cuatro décadas que el teatro de la Zarzuela, el gran templo de este género, no representaba dos títulos emblemáticos La boda y El baile de Luis Alonso, dos sainetes líricos con música de Gerónimo Giménez y libreto de Javier de Burgos que ha puesto en escena Santiago Sánchez que cuentan con dirección musical de Miguel Roa y que permanecerán hasta el 23 de julio.

Sánchez, que por primera vez se enfrenta a un teatro nacional, al género lírico y a una zarzuela, ha tenido claro a la hora de abordar la estructura dramatúrgica respetar los libretos y dejarse imbuir por la ciudad de Cádiz, en la que se desarrolla toda la acción. Además, le atraía especialmente el hecho de que El baile de Luis Alonso, antes de convertirse en una obra lírica y estrenarse con éxito en 1896 en este mismo teatro, ya había conocido el favor del público un año antes como sainete teatral.

Como es habitual en este director y su compañía L'Om Imprebís, la escenografía es de Dino Ibáñez, y el vestuario, de Sue Plummer, figurinista del británico National Theatre que ha hecho un trabajo muy singular y atractivo para estas zarzuelas.

Las dos se representan por orden cronológico de los hechos que narra, aunque su creador escribiera primero la segunda parte, a la que luego añadió una historia precedente y no posterior, como suele ocurrir con los autores que abordan segundas partes. Aunque los textos están escritos a finales del siglo XIX, la acción transcurre en torno a 1840, lo que es anormal en este género, cuyos temas son normalmente contemporáneos.

La danza, protagonista

El espectáculo, en el que la danza es la gran protagonista, está dedicado a la memoria del gran José Tamayo. Cuenta con un reparto de 76 intérpretes, entre actores, cantantes, bailarines, sin olvidar los componentes de un cuadro flamenco. Entre ellos están el barítono Luis Álvarez, en el papel de Luis Alonso (que en su día estrenara el actor Julián Romea); la soprano María Maciá; la actriz cantante Trinidad Iglesias; los actores Alfonso Vallejo, Cristina Bernal, Sandro Cordero; el bailarín Primitivo Daza, además de las cantaoras Rosario La Tremendita y Johana Jiménez.

De estas piezas han pasado a la posteridad sus intermedios, especialmente en el caso de La boda de Luis Alonso, donde Gerónimo Giménez construye una partitura "compleja y modélica", explicó el director musical, Miguel Roa.

La boda y El baile de Luis Alonso. Teatro de la Zarzuela (Jovellanos, 4. Teléfono: 91 524 54 00). De miércoles a domingo, a las 20.00.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de junio de 2006