Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lamy insiste a los países de la OMC que deben reducir sus divergencias

El director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Pascal Lamy, pidió ayer a los países miembros que no dejen pasar la oportunidad de reducir sus divergencias durante una reunión ministerial convocada en Ginebra. Una cincuentena de ministros de Comercio y Economía participarán a partir del jueves en ese encuentro, en el que se intentará sacar a las negociaciones de la Ronda de Doha del bloqueo en el que se encuentran desde hace meses.

El objetivo es acordar las cifras y fórmulas que todos los países de la OMC deberán utilizar para determinar el nivel de rebajas arancelarias que aplicarán a las importaciones de bienes agrícolas e industriales. Igualmente, deberán definir el alcance de los recortes de los subsidios a las exportaciones y de las ayudas agrícolas internas que conceden los países ricos a sus productores, una de las reclamaciones fundamentales del mundo en desarrollo en este proceso.

"La semana próxima será crucial", señaló Lamy en un discurso pronunciado ante la Unión Interparlamentaria, con sede en Ginebra. "Tenemos la oportunidad, de esas que no se presentan más que una vez por generación, de corregir los desequilibrios en el comercio multilateral. Pido que no la dejemos escapar", invocó el director de la OMC.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de junio de 2006