Un hombre muere tras ser apuñalado por su primo

José Luis Rodríguez Muñoz, de 28 años, murió ayer después de que su primo, Antonio Rodríguez Mateos, de 40 años, le apuñalara en plena calle, en el número 86 de la calle de Encomienda de Palacios (Moratalaz). El agresor fue detenido por agentes del Cuerpo Nacional de Policía.

Eran las diez de la mañana cuando la víctima, después de recibir una puñalada en el lado derecho, consiguió llegar andando hasta el portal de su casa, en el número 124 de Encomienda de Palacios. Allí se desplomó. "Le he visto por la ventana tirado en el suelo y he ido a avisar a Pascuala, a su madre", contó Toñi, una vecina.

"¡Han matado a El Ajo!", gritó alguien, y varios residentes en el barrio, un laberinto formado por edificios humildes, se acercaron hasta el lugar. La madre tuvo que recibir asistencia de un psicólogo del Samur-Protección Civil, según Emergencias Madrid. El hombre fue trasladado aún con vida por una ambulancia hasta el hospital Gregorio Marañón, pero murió en el camino.

Varios vecinos contaron que los dos primos habían pasado juntos toda la noche. "Llegaron por la mañana al piso de Antonio y allí se pusieron a discutir", explicó un residente. Luego bajaron a la calle y Antonio mató a su primo.

José Luis Rodríguez vivía con su madre en el barrio -"de toda la vida"- y no trabajaba. Su padre y un hermano murieron hace 11 años y ellos se quedaron solos en el piso. "Ahora estaba vendiendo chatarra y estaba tomando metadona", contó un amigo. "Era un buen chaval, no se metía con nadie. Sólo tenía un vicio, la cerveza, se podía beber al día tres o cuatro litros al día", contó "su mejor amigo".

Antecedentes

El fallecido tenía seis antecedentes policiales por robos con fuerza, tráfico de droga y robo de vehículos. Hace dos años sufrió otro apuñalamiento y hace un mes apareció con la cara llena de moratones. "Si es que esto ya se venía venir...", comentaban varias mujeres.

El supuesto agresor vivía con otra mujer y con su bebé y tenía antecedentes por malos tratos de un matrimonio anterior. Trabajaba como repartidor para una tienda de plantas. "Antonio es un mala pieza. Hace dos días estaba con los pies colgando por la ventana y borracho y tuvimos que llamar a la policía porque creíamos que se tiraba", concluyó otra vecina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 16 de junio de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50