Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una encuesta del PSPV reduce su distancia del PP a siete puntos

Los socialistas valencianos recortan a siete puntos la distancia con respecto al PP, según una encuesta sobre intención de voto encargada por el PSPV-PSOE a la empresa Opimarco. El sondeo, realizado a partir de 750 consultas telefónicas entre los días 24 de abril y 10 de mayo pasados, apunta, como tendencia, un avance en intención de voto de los socialistas -concretamente de 1,3 puntos- respecto del último sondeo de diciembre de 2005, frente a un estancamiento del PP, que perdería una décima en intención de voto. La consulta se realizó antes de que estallara el escándalo de las grabaciones de Terra Mítica y en un momento de baja tensión electoral.

Según la encuesta, el PP concentraría un 46,6% -de estimación media- de la intención de voto, con un retroceso de una décima, seguido del PSPV-PSOE con un 39,6%, y una mejora del 1,3. EUPV, con un 5,5% de intención de voto, retrocedería una décima, el Bloc, con un 4,6%, ganaría dos décimas, y Unión Valenciana, con un 1,6% de intención de voto, perdería seis décimas.

Con estos resultados trasladados a escaños, la barrera electoral en el 5% autonómico y las Cortes ampliadas a 99 diputados, el PP conservaría la mayoría absoluta con 51 escaños, seguido del PSPV, con 43 y los 5 de EUPV. El Bloc se quedaría fuera. Con un hipotético escenario en el que EU y el Bloc se presentaran juntos a las elecciones, la unión del PSPV y de la coalición sumaría 50 escaños frente a los 49 con que se quedaría el PP, que perdería la mayoría absoluta.

Caso de rebajarse la barrera electoral al 3% autonómico, el PP obtendría 50 escaños, el PSPV 41, EUPV 4 y el Bloc otros 4. De presentarse juntas estas dos últimas fuerzas políticas, el arco parlamentario quedaría de la siguiente forma: 49 escaños los populares, 41 los socialistas, y 9 escaños la coalición EUPV-Bloc. De nuevo, el PP perdería su hegemonía.

El estudio de Opimarco indaga también en las preocupaciones de los valencianos. Así, el paro (52%), la inseguridad ciudadana (48%), la inmigración (40%) y la sanidad (37%) son los problemas más importantes para los valencianos y, por tanto, los que la Generalitat debería resolver en primer lugar. Le siguen a los anteriores, la vivienda (26%), la enseñanza (24%) y el agua (8,4%). Los consultados destacan además, por este orden, que las tres prioridades de inversión para el Consell deberían ser los centros de salud, la creación de empleo y los sectores productivos, los centros de educación, las residencias para mayores y la promoción de vivienda. Los proyectos de ocio como Terra Mítica o el Palau de les Arts ocupan el último lugar, con un 5,2% de respuestas.

En cuanto a la confianza que inspiran el presidente Francisco Camps y el secretario general del PSPV, Ignasi Pla, el primero le merece confianza al 40,7% de los encuestados, y el segundo al 36,7%. En sentido contrario, al 49% Camps no le merece confianza, frente a Pla que tampoco genera confianza en un 37% de los encuestados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de junio de 2006