Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP regional arremete contra la concejal de cultura por ir a la protesta del teatro Albéniz

Los socialistas piden la dimisión de Alicia Moreno por manifestarse "contra sí misma"

Alicia Moreno, responsable de la política cultural del Ayuntamiento, se manifestó el lunes en defensa del teatro Albéniz, que corre riesgo de desaparecer. Eso ha causado malestar en el PP. El secretario general del PP-Madrid, Francisco Granados, declaró ayer con sarcarmo: "Es imposible que Moreno fuera a la manifestación. No me lo creo. Allí hubo consignas contra el alcalde de Madrid, su jefe, y contra la presidenta regional del PP, Esperanza Aguirre, partido en cuyas listas Moreno ha sido elegida". La edil socialista Rosa León remachó: "La concejal protestaba contra sí misma. Por coherencia, tendría que dimitir". Moreno replica que se manifestó "en apoyo al Albéniz, no contra nadie".

Al acto de protesta asistieron entre 1.000 y 1.500 personas, entre ellas políticos y destacados profesionales del mundo de la cultura. Pedro Almodóvar, Julieta Serrano, Juan Diego Botto, Carmen Conesa, Marisa Paredes y Nuria Espert (madre de la concejal) fueron, junto a Moreno, algunos de los asistentes. La manifestación fue convocada por la plataforma ciudadana Amigos del Albéniz.

El secretario regional del PP, Francisco Granados, manifestó ayer con sarcasmo: "No, Alicia Moreno no asistió a la protesta contra la política cultural del PP. Eso es imposible. No me lo creo. Allí se lanzaron consignas contra el alcalde de Madrid, su jefe, y contra la presidenta regional del PP, Esperanza Aguirre, partido en cuyas listas Moreno ha sido elegida".

Granados añadió: "Si hubiese acudido, algo que repito no me puedo creer, habría demostrado escasa inteligencia, una completa falta de responsabilidad política y, por supuesto, una enorme incoherencia interna". "Desde mi despacho pude ver la protesta y los manifestantes, con todo el derecho del mundo, criticaban a Aguirre y Ruiz-Gallardón. Y está claro que un cargo político del PP en el Ayuntamiento que fuera mínimamente coherente e inteligente jamás compartiría manifestación con personas que lanzasen semejantes consignas. No, Alicia Moreno no estuvo allí", concluyó el secretario regional del PP.

Rosa León, concejal del Grupo Municipal Socialista, calificó de "delirante" la presencia de Moreno. "Por coherencia y ética, la concejal podía estar en la manifestación, pero a continuación tendría que dimitir. No puede protestar contra sí misma", afirmó la edil socialista.

León recordó que Moreno fue consejera de Las Artes cuando comenzó la batalla judicial para derribar el teatro y, en 2003, fue nombrada concejal de la misma área por el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón. "Moreno", continuó la socialista, "hace de concejal del equipo de gobierno y de la oposición".

Acatar el programa

Rosa León rechaza que Moreno alegue que fue a la manifestación como concejal independiente, dado que fue elegida en las listas del PP. "Yo también soy independiente, pero dentro de una lista del PSOE. Hago, acato y acepto nuestro programa. Y si no lo hiciese, dimitiría en ese mismo momento, que es lo que tendría que hacer ella", insistió.

Por su parte, Concha Denche, concejal de IU, señaló: "Me acerqué a saludar a Alicia Moreno. Entendía que acudía a la protesta porque la gente del mundo del teatro y los que amamos esta ciudad vamos a salvar el Albéniz". "No hay que llorar cuando se puede hacer algo", afirmó Denche, que sostiene que la posible desaparición del Albéniz "es el resultado de la política especulativa que sufre la ciudad".

La concejal Alicia Moreno replicó ayer a las críticas: "No me manifesté contra nadie, sino a favor de salvar el teatro Albéniz. Fui coherente, no era una protesta política. Hay un acuerdo del pleno municipal, aprobado por los tres grupos municipales [PP, PSOE e IU], para salvar el teatro. Por eso acudí".

Después de recordar que fue ella la que introdujo en el programa electoral de Aguirre la promesa de que la Comunidad de Madrid comprara el Albéniz, la concejal admitió que oyó algún grito contra el alcalde durante la manifestación del lunes. "Había de todo, pero los que gritaban eran unos pocos. Todos estábamos a una: salvar el Albéniz".

Por su parte, Pilar Martínez, concejal de Urbanismo que ha diseñado un plan especial para salvar el teatro, aseguró ayer: "Moreno no acudió a una manifestación contra el alcalde. Fue porque está implicada al máximo en esta empresa. Ha estado en todo el proceso para evitar la desaparición del Albéniz. La protesta no era política y Moreno fue coherente en sus actos. Nunca asistiría a un acto donde se protestase contra el alcalde".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de junio de 2006