Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carrera de homenajes a Rocío Jurado

Desde una sencilla flor sobre su tumba en el cementerio de Chipiona hasta grandes conciertos, mausoleos y museos; todos quieren rendir tributo a la artista

El pasado viernes al mediodía, cuando el féretro de Rocío Jurado iba de camino al cementerio de San José, en su querida Chipiona, desde las aceras se oían gritos de "guapa", "eres la más grande", "te queremos". Todos los que la querían y la admiraban estaban pensando en la forma "más bonita", como decía una de sus antiguas compañeras de colegio, de honrar su memoria.

Sus vecinos y los admiradores de otros puntos de Andalucía ya lo hicieron ayer a su manera depositando flores sobre su tumba y hasta dedicándole un cante; ya lo habían hecho antes cubriendo de mensajes, velas y flores la valla de la casa Mi Abuela Rocío que la cantante tenía en el centro de su pueblo; mientras que los políticos anunciaron el viernes los homenajes que tienen previsto organizar. Su viudo, el torero José Ortega Cano, y su hija mayor, Rocío Carrasco, siempre acompañada por su novio, Fidel Albiac, no utilizaron la casa durante el sepelio, ya que se convirtió en una especie de muro de las lamentaciones. La familia había reservado 10 habitaciones en el hotel más cercano a la basílica de la Virgen de Regla, donde miles de personas acudieron durante toda la noche del jueves a decirle adiós.

Desde ayer las visitas al cementerio son tan numerosas que el alcalde de Chipiona, Manuel García, tuvo que colocar a una pareja de policías locales para evitar el "desbordamiento" del camposanto.Lo primero que ha chocado a los seguidores de La Chipionera ha sido la fecha grabada sobre la lápida de mármol blanco de su tumba que fija su año de nacimiento en 1946, cuando en todas sus biografías dice que nació el 18 de septiembre de 1944. Según fuentes del Ayuntamiento, se advirtió a la familia sobre el desfase de fechas y ellos insistieron en que María del Rocío Trinidad Mohedano Jurado había nacido en 1946. ¿Se ponía años la cantante? Si 1946 es el año verdadero, la que todos aclaman como la voz de España habría muerto a los 59 años, no a los 61 como se ha dicho en todos los medios de comunicación.

Los planes del Ayuntamiento de Chipiona, un pueblo costero de 17.000 habitantes, pasan por construir un mausoleo para recordar a su hija más universal, empresa en la que, asegura el alcalde, colaborará la Junta de Andalucía.

El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, anunció durante el mismo entierro que la ciudad ofrecerá, a finales de este mes, una misa en su memoria en la catedral. "Tanto a la familia como a la Corporación nos gustaría que la oficiara el cardenal Carlos Amigo Vallejo, pero claro, habrá que consultarlo primero con él", precisó Monteseirín. El alcalde de Sevilla dijo también que la ciudad organizará un concierto-homenaje en el auditorio Rocío Jurado, el espacio escénico al aire libre de La Cartuja en el que en 1992 la artista interpretó el espectáculo Azabache, un homenaje a la copla, junto a Imperio Argentina, Nati Mistral, Juana Reina y María Vidal. Será para septiembre y podría coincidir con el cumpleaños de la cantante, el día 18.

"El Auditorio lleva su nombre desde hace un tiempo y tuve la suerte de poder decírselo a ella", precisó Sánchez Monteseirín. El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, fue otro de los políticos que se puso a disposición de la familia para organizarle un homenaje a la versátil Rocío, a quien a finales de los años cincuenta llamaban La Niña de los Premios y que en 2000 recibió en Nueva York el galardón a la mejor voz femenina del siglo XX.

Además de proyectos a largo plazo, como un museo etnológico que se ubicará en el castillo de Chipiona y en el que ella será la protagonista, se habló de otro concierto en el teatro José María Pemán de Cádiz que habría que concretar con la alcaldesa de la ciudad, Teófila Martínez, quien también asistió al sepelio. Para despedir a la cantante, que falleció en Madrid la madrugada del pasado jueves a consecuencia de un cáncer de páncreas, se congregaron en el municipio gaditano de Chipiona unas 125.000 personas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de junio de 2006