Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un mural para el 'Guinness'

Un centenar de niños y niñas pintan con las manos un mural gigante en la plaza de Colón para conseguir un récord

Comenzaron pintando el mural y acabaron ellos mismos teñidos de colores. Bajo el lema Tú pintas mucho, miles de niños se dieron cita ayer en la plaza de Colón para tratar de conseguir un récord Guinness: pintar un lienzo de 1.170 metros cuadrados con las manos. Al acto acudió el consejero de Economía del Ayuntamiento, Miguel Ángel Villanueva. La acción, que logró su objetivo del mural más grande del mundo hecho con los dedos, fue promovida por Antena 3 y grabada para el nuevo programa de la cadena, el Show de los récords, que presentan Carlos Sobera y Mar Saura. La actividad, en la que participaron a lo largo del día unas 2.600 personas, estaba especialmente dirigida a los más pequeños y buscaba, además del récord, fomentar la creatividad y el trabajo en equipo.

"Es fantástico; mi madre nunca me deja ensuciar nada y hoy he podido manchar todo lo que quería", comentaba uno de los pequeños participantes, embadurnado de verde hasta las cejas.

Los chiquillos estuvieron plasmando sus inquietudes artísticas en un lienzo que se extendía a lo largo del pasillo diagonal de la plaza madrileña. Al son de la música de las principales series de Antena 3, los más jóvenes participaron en la fiesta de música y color, en la que la pintura y las manos infantiles fueron los protagonistas.

Esta técnica artística es conocida como fingerprint o fingerpaint (pintar con los dedos) y los pequeños artistas, que empezaron a las once de la mañana, la estuvieron poniendo en práctica durante horas.

Muchos transeúntes se detenían ayer a su paso por la plaza de Colón sorprendidos por el evento. "Hay que ver qué colorido y qué imaginación tienen estos niños", comentaba una mujer que paseaba acompañada de su marido.

Los niños, custodiados por monitores y con pulseras identificativas, se dividían en grupos de 25 y pintaban el lienzo, dividido en 13 sectores de 10 - 9 metros, en los que había una mesa sobre la que estaba la pintura usada. Al finalizar su participación, a los chavales les hacían entrega de los diplomas acreditativos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de mayo de 2006