Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
JESÚS GARCÍA PITARCH | Fútbol | La nueva filosofía de dos clásicos

Máximo rendimiento con el mínimo dinero

En un mundo, el del fútbol, en el que se tira con pólvora de rey, Jesús García Pitarch, de 41 años, hizo de la austeridad una máxima para obtener en el Valencia el máximo rendimiento con el mínimo dinero. Es decir, el Valencia que dirigía Rafa Benítez conquistó su segunda Liga, la de 2003-04, y la Copa de la UEFA con menos de 10 millones invertidos en fichajes. Jugadores que, con el tiempo, resultaron importantes. A pesar de que, cuando llegaron a Mestalla, el entrenador los recibió con desprecio. "He pedido un sofá y me han traído una lámpara", dijo Benítez de Oliveira y Canobbio. Fue el principio de una relación tormentosa entre Benítez y su director deportivo, vilipendiado a su vez por gran parte de la prensa y de la directiva durante su estancia de un curso en el Valencia. Enemigos nunca le faltaron. Sobre todo, uno: el ex director general del club, Manuel Llorente.

El Valencia, sin embargo, sacaría tajada de sus apuestas. Sissoko, que llegó gratis del francés (Auxerre), recaló el pasado verano en el Liverpool por ocho millones; Butelle, también gratis del Metz, es reserva de Cañizares; Oliveira, que costó 500.000 euros (Santos), se fue al Betis por cuatro millones; Canobbio, que costó cuatro, se marchó al Celta por algo menos, y Jorge López, del Villarreal por 4,5, sigue en el Valencia. Ésas fueron las adquisiciones de Pitarch, que se encargó de sanear y organizar la ciudad deportiva durante dos años.

A la última en casi todo, Pitarch no ha dedicado su vida exclusivamente al fútbol. Su etapa en el Valencia fue más bien un paréntesis en su carrera de abogado y hombre de negocios. Tiene un despacho de abogados en su pueblo, La Pobla de Vallbona (Valencia). Terminó la carrera de Derecho en 1987 en Barcelona. Su esposa, María Jesús López Tena, es notario de Borriana (Castellón). Tienen dos hijos.

En su etapa como futbolista -extremo zurdo rapidillo y tenaz-, pasó por el Valencia, el Gandía, el Espanyol, el Figueres, el Orihuela, el Logroñés, el Mérida, el Villarreal y el Murcia. Se retiró a los 33 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de mayo de 2006