Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Precios europeos

La inflación en los 12 países europeos que comparten divisa volvió a superar en abril, por décimoquinto mes, el techo del 2% que el Banco Central Europeo (BCE) tiene que tratar de que no sea superado.

El índice de precios de consumo (IPC) de la zona euro creció un 2,4% en abril en términos interanuales, frente al 2,2% de marzo, según anunció ayer la oficina de estadísticas de la Unión Europea (Eurostat).

Excluidos los precios de los alimentos y la energía, elementos más volátiles de los indicadores de precios, el aumento fue del 1,5%, tras una subida del 1,3% en marzo.

Éste es el dato que los economistas analizan con lupa para identificar signos de si el encarecimiento de los precios del crudo se ha empezado a trasladar o no a los demás precios de la economía.

Y así parece ser, de acuerdo con los expertos. Según Howard Archer, economista jefe de Global Insight, el aumento de la cifra subyacente es una prueba de que la "persistencia de los altos precios de la energía se está empezando a filtrar hasta tener efectos inflacionistas de segunda ronda". El BCE estima que la inflación en la zona de los países del euro volverá a superar el 2% en 2006 por séptimo año.

Si los mercados ya vienen dando por hecho que el Banco Central Europeo volverá a subir los tipos de interés en su próxima reunión del próximo junio, la cuestión ahora es la cuantía. No se descarta que en lugar de 0,25 puntos porcentuales, como ha sido el caso en las dos últimas subidas, el BCE retoque hasta 0,50 puntos porcentuales. Con ello, el precio del dinero se situaría en el 2,75%, en el primer caso, o en el 3%, en caso de la subida más decidida. En Estados Unidos están en el 5%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de mayo de 2006