Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DÍA DE INTERNET

La red española de telecentros rondará los 5.000 en 2007

Dos millones de personas han recibido en ellos algún tipo de aprendizaje digital

Los telecentros son espacios públicos, equipados con ordenadores conectados a Internet, de acceso gratuito y con un amplio conjunto de servicios pensados para la población. Son lugares abiertos a la vida social, cultural y económica del municipio. Actualmente, hay unos 4.500 telecentros en toda España, aunque antes de finalizar 2006 se habrán alcanzado los 5.000. El ritmo al que se abren se ha acelerado en los últimos dos años. La mayoría se encuentran en núcleos rurales porque es donde han demostrado ser más eficaces contra la brecha digital.

El papel que ejercen los telecentros en una población es importantísimo. Se aprecia más a medida que aumentan los servicios y las posibilidades de comunicación que ofrecen.

Por lo general, empiezan proponiendo un primer contacto con los ordenadores y las herramientas de Internet y, poco a poco, acaban formando parte de la vida de quienes los visitan asiduamente. Tanto es así que el próximo 17 de mayo, en la segunda edición del Día de Internet, miles de personas participarán en múltiples iniciativas a través de los telecentros. Entre las propuestas más atractivas están La noche de Internet, en la que algunos centros abrirán sus puertas para enseñar a descargar música legal y confeccionar colectivamente un macrorrelato literario. En Extremadura se ha preparado un concurso de podcasts y otro de diseño de fondos de escritorio. Los andaluces tendrán, en los centros Guadalinfo, gincanas relacionadas con el software libre y jóvenes de diferentes provincias se encontrarán virtualmente para conocerse. Vigo será una de las pioneras en estrenar la campaña Un 'blog' para cada ciudadano y desde cualquier telecentro del país se podrá participar en la iniciativa Regala Internet, proponiendo a otra persona tener una cuenta de correo electrónico, un chat o un blog.

Las primeras experiencias

El primer telecentro que se estrenó en España fue en Gordexola (1997), un pequeño pueblo de 1.600 habitantes próximo a Bilbao. Con el tiempo fueron abriéndose otros con el objetivo de evitar el despoblamiento por falta de oportunidades laborales y culturales. El punto de enganche era el teletrabajo. Pero tras unos años de funcionamiento, los promotores de estos telecentros se percataron de que serían más eficaces agrupándose en redes para aprovechar recursos, herramientas e información.

La primera red que apareció en España fue la de Asturias (2000) y la mayor de todas es Red.es, con 3.300 telecentros distribuidos en 39 provincias. Hay casi una red por comunidad autónoma, además de las que trabajan impulsadas por los ayuntamientos, como la red Cidadana de Foz (Lugo); la Red de Telecentros Rurales y la Red Europea, Ciberstrategy, formada por centros de Alemania, Grecia, Irlanda, Italia y la República Checa. El telecentro español está en Navarra.

Entre todas ellas ya han alfabetizado digitalmente a más de dos millones de personas, lo cual significa que han aprendido a manejarse sobradamente con el correo electrónico, la búsqueda de información en Internet y, eventualmente, en tareas como el diseño de páginas web y espacios para la comunicación, la formación a distancia, la realización de trámites con la Administración pública a través de la Red, la compra y venta en línea, la creación de videos y otros contenidos multimedia, etcétera.

Se necesitan promotores

Hace más de dos años que se busca personal promotor para los telecentros: profesionales que combinen habilidades técnicas con destrezas pedagógicas, organizativas y sociales. Es una vacante todavía por cubrir desde que los telecentros funcionan como verdaderos impulsores de la sociedad de la información. A más telecentros, más promotores sociodigitales se necesitarán. Son contratados para ser la cara amable de la tecnología, para conseguir que los ciudadanos pierdan el miedo a las TIC e inviertan tiempo en el telecentro.

Actualmente, hay un millar de promotores. Muchos de estos profesionales destacan que la mayor satisfacción son las caras de agradecimiento de las personas que logran utilizar algunos de los servicios que ofrecen las TIC.

Rafa Toledano, de la Red de Telecentros de Aragón, apunta que "lo mejor es ver cómo alguien puede seguir estudiando a distancia sin necesidad de marchar del pueblo". Ana Sabero, de la Red de Cibercentros de Castilla y León, destaca que "ser testigo de cómo una mujer de 92 años ve por videoconferencia a su hijo a miles de kilómetros" es una recompensa.

Se calcula que desde el año 2000 se han impartido entre todas las redes de telecentros más de 50.000 talleres formativos. También se colabora con muchas asociaciones ciudadanas y se proponen actuaciones dedicadas a la integración de colectivos desfavorecidos social o económicamente, como los inmigrantes, personas con alguna discapacidad física o reclusos. El otro gran colectivo son las personas mayores, que disponen de mucho tiempo libre para aprender.

El teletrabajo fue el punto de enganche de los telecentros en sus inicios, pero tuvieron que abandonar la idea porque sus promotores se dieron cuenta que no podían empezar la casa por el tejado. Primero era necesario alfabetizar digitalmente a la población si querían convertirlos en teletrabajadores.

Sin embargo, la Red de Telecentros de Cataluña (XTC, en sus siglas en catalán) es una de las que sigue apostando por el teletrabajo desde su creación. Josep Camprubí, coordinador de la XTC, opina: "Nuestra red de telecentros seguirá acogiendo proyectos empresariales y de teletrabajo, a donde puedan acudir quienes trabajan para terceras personas o cuando se quiera separar el ámbito doméstico del laboral y se necesite un espacio dotado de nuevas tecnologías". La XTC proyecta convertir sus telecentros en oficinas virtuales, espacios para la creación de viveros de empresas, pertenezcan o no al sector tecnológico.

LIBRO: Las redes de telecentros en España. Una historia por contar, Karma Peiró. Fundación CTIC: http://tinyurl.com/kelp4

Mirando hacia adelante

Las primeras redes de telecentros piensan ya en nuevos objetivos ahora que tienen a buena parte de su población alfabetizada digitalmente. Asturias promoverá también el uso de Internet en el entorno familiar de manera segura y pondrá en marcha un proyecto de investigación utilizando tecnologías GRID.

Los Kzgunea (País Vasco) y los Nuevos Centros del Conocimiento (Extremadura) impulsarán fuertemente la administración electrónica proponiendo formación para el despliegue de transacciones electrónicas, la firma digital, la tramitación a distancia, etcétera, así como la ciudadanía digital. A la par irán formando al funcionariado para que sepa responder a los ciudadanos en sus comunicaciones con las administraciones públicas. Y en Andalucía, después de conseguir el objetivo de abrir 637 telecentros en municipios de menos de 10.000 habitantes, amplían su red a barriadas marginales con problemas sociales (inmigración, drogadicción, pobreza, etcetera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de mayo de 2006

Más información