Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP propone un Reglamento de las Cortes que agiliza las comisiones de investigación

El PP sorprendió ayer a los dos grupos de la oposición en las Cortes Valencianas cuando, en la reunión de la ponencia que debate la reforma del Reglamento de la Cámara, presentó un texto completo para someterlo a su consideración, con la intención de que se apruebe antes de que finalice el actual periodo de sesiones y pueda entrar en vigor en septiembre. La iniciativa del PP no fue bien recibida por los representantes de la oposición, por considerar que suponía romper la dinámica de la ponencia, que hasta ahora había avanzado en la reforma del texto por bloques.

La propuesta de Reglamento del PP pretende conseguir más agilidad en la actividad parlamentaria, según el portavoz, Serafín Castellano. Así, propone que las preguntas y las proposiciones no de ley de carácter ordinario sean vistas directamente en las comisiones. Otra novedad en este sentido es la reducción de los debates de las iniciativas legislativas, para que no se repitan en el pleno y en la comisión, como sucede en la actualidad. Además, el PP propone reducir los tiempos de las intervenciones de los diputados en el pleno.

Pero las novedades más relevantes se refieren a la tramitación de las iniciativas. Así, los grupos parlamentarios podrán decidir cuáles de sus iniciativas se incluyen en el orden del día de los plenos. También agiliza la tramitación de las peticiones de creación de comisiones de investigación. En los últimos años el PP ha bloqueado una y otra vez las iniciativas de la oposición en este sentido y solo ha admitido debatirlas en el pleno -eso sí, para rechazarlas, gracias a su mayoría absoluta- transcurridos, a veces, hasta años desde el momento de su presentación. El texto del PP señala: "Una vez publicado el escrito mediante el cual se propone la creación de una comisión de investigación, la propuesta se incluirá en el orden del día del pleno procurando que no sobrepase el segundo pleno siguiente".

'Question time'

Castellano aseguró que su propuesta de reforma incorpora, en lo referente a las preguntas al presidente del Consell, el sistema de la question time del Parlamento británico, que permite a los diputados preguntar a bocajarro y sin aviso previo. No obstante, el articulado presentado por el PP sólo prevé que tras la pregunta de un portavoz -que se tendrá que tramitar 48 horas antes- algún diputado de su grupo pueda repreguntar, en ese momento y sobre la misma cuestión, bien al presidente o bien al consejero de competente.

El socialista Andrés Perelló consideró que la reforma "no debe ser superficial ni de remozamiento de fachada" porque lo que hay que hacer es "cambiar estructuras". Pero advirtió: "Si el PP está por la labor, podemos llegar a un acuerdo, pero si no lo está, no vamos a tocar nada". Por su parte, Joan Antoni Oltra, de EU, dijo que en la reunión de ayer hubo "coincidencias en los grandes temas, como la intención de agilizar los debates, evitar duplicidad de debates, y dar más utilidad a las comisiones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de mayo de 2006