Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Damián Muñoz reúne a todos sus colaboradores en la coreografía 'Staff'

Cada persona cuenta con un amigo o compañero especial, alguien que lo conoce y lo juzga, y cuyas opiniones poseen mayor valor que las de los demás. La compañía Damián Muñoz Danza ha definido a estas personas como "testigos" y ahora, en su décimo aniversario, los reúne y les rinde un homenaje con Staff, un espectáculo de danza que se podrá ver en la sala Ovidi Montllor del Mercat de la Flors de Barcelona desde el jueves próximo hasta el domingo.

Staff, que se presentó ayer, es un montaje con el que sus creadores pretenden unir a todas las personas que han trabajado o colaborado con la compañía. Bajo la dirección del mismo Damián Muñoz y de Virginia García, el espectáculo habla de las relaciones entre los integrantes de la compañía y Muñoz dice de él : "A pesar de tener un carácter íntimo, hemos tratado de universalizar el contenido para hacerlo extensible a todo el mundo".

También un homenaje a lo que el director llama "testigos" y que Muñoz define como "aquellas las personas que nos siguen en nuestra vida personal y a las que más escuchamos y más atención prestamos". Para el director, sus "testigos" son las personas con las que ha trabajado durante estos 10 años. "En nuestra compañía todos somos testigos, los unos de los otros", afirma. Pero el coreógrafo vasco confiesa: "Si tuviera que escoger a un solo testigo, Virginia es la que más me conoce".

Tres bailarines y un músico

Para llevar a cabo su propósito, Staff cuenta con tres bailarines: Alexis Fernández, Virginia García y el propio Damián Muñoz, y un músico en directo, el canadiense Steven Dall. "Los cuatro construiremos", dice Muñoz, "un espectáculo coherente con nuestro estilo y nuestra fisicalidad, que demuestra la evolución de nuestro sistema de trabajo". Según el director, a pesar de que el montaje nace de una historia y unos conceptos, su trabajo ha sido "crear una metáfora visual con la que transmitir el sentimiento que generan" sus proyectos.

En cuanto a la escenografía, Staff se apoya en una mezcla de vídeos, luz y humo, y continúa en la línea de investigación en este sentido que la compañía ha seguido durante los últimos años.

La también directora del espectáculo, Virginia García, asegura que es "el poder de una persona sobre otra y la relación de dominio y respeto" uno de los conceptos que más ampliamente se explican en el montaje. García explica lo que pretenden con este proyecto: "Sacar de debajo de la alfombra todas aquellas cosas que durante estos años hemos escondido a los demás".

A pesar de ser un espectáculo abstracto, Damián Muñoz asegura que no han querido conducir al espectador hasta el final, sino que dejan la pieza abierta "para que el público haga su propia interpretación y rellene los espacios en blanco" que han dejado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de mayo de 2006