Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MIRADOR

Reina sin velo

Lo normal puede convertirse en bandera de reivindicación. La reina Sofía decidió acometer el viaje a Arabia Saudí, un país islamista donde los haya, con su habitual y elegante indumentaria. En ningún momento se puso el velo, sino que mantuvo su discreta indumentaria, pero con los tobillos al aire. Al despedirse del príncipe Salaman dio un paso para darle un beso, pero éste se echó para atrás. En este importante y largo viaje de los Reyes, la reina Sofia ha sido embajadora no ya de la moda occidental sino de la expresión de unos valores y de una reivindicación de igualdad entre sexos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de abril de 2006