_
_
_
_

La dirección de ERC propone que Jordi Portabella repita como 'alcaldable'

El partido aspira a lograr 2.000 concejales en las próximas elecciones

La ejecutiva de la federación de Esquerra Republicana (ERC) en Barcelona propuso ayer de nuevo al actual presidente de su grupo municipal y segundo teniente de alcalde, Jordi Portabella, como candidato a la alcaldía de Barcelona en las municipales de 2007 con la intención de "relevar" al socialista Joan Clos como alcalde. Portabella fue escogido por unanimidad después de que Oriol Amorós, presidente de la federación de ERC en Barcelona, lo propusiera.

El 22 de abril se celebrará el 35º congreso de la federación barcelonesa de los republicanos, en el que Portabella deberá ser ratificado como candidato. Posteriormente, de acuerdo con la normativa interna de ERC, se elegirá al resto de la lista a partir de un proceso democrático que partirá de las federaciones de distrito y que se cerrará con un nuevo congreso de la federación de Barcelona.

Los republicanos explicaron ayer que la designación de Portabella coincide con la aparición del último barómetro municipal, en el que se apunta una consolidación al alza de los resultados de ERC en Barcelona y en el que el futuro alcaldable aparece como el candidato más valorado. El partido aboga por un "relevo dentro de las fuerzas de izquierda" que dirigen la ciudad para dar "respuesta a la necesidad de una renovación" al frente del Ayuntamiento.

Esquerra celebró ayer ayer su Conferencia Municipal de 2006 en La Farga de L'Hospitalet. En el encuentro se marcó como reto alcanzar las 700 candidaturas en las próximas elecciones municipales (en las últimas presentaron 550 listas) y pasar de 1.300 a 2.000 concejales, informa Glòria Ayuso.

Por otra parte, el consejero de Gobernación y Administraciones Públicas, Joan Carretero, negó ayer que el relevo de Joan Oller Ivern como jefe de Inspección General de Servicios de Personal, cargo que ocupaba desde hacía 15 años y dependiente de su departamento, esté relacionado con el envío de cartas por ERC a algunos trabajadores de la Administración advirtiéndoles que debían colaborar con una parte de su sueldo en la financiación del partido. Oller tenía que encargarse de investigar el envío de las misivas.

Asimismo, Carretero aseguró que el cambio se decidió mucho antes de que saliera a la luz este asunto. "Hace un mes se le comunicó que buscábamos a una persona que respondiera a un perfil diferente", afirmó. Carretero sostiene que "ha sido un relevo de cargo, pero no de trabajo", ya que, tal como explicó, Oller ha sido traspasado a la Dirección General de Función Pública.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

El presidente de Convergència i Unió (CiU), Artur Mas, calificó de "chapucero" el cese de Oller y afirmó que es "un nuevo episodio de esta secuencia absolutamente impresentable". Por su parte, el presidente del PP de Cataluña, Josep Piqué, afirmó que la destitución responde al deseo de Carretero de que la polémica surgida "acabe en nada". Piqué agregó que el sustituto de Oller, Joan Carles Gordon, está en la órbita de ERC, al contrario que su predecesor y pese a que Carretero lo niegue.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_