Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sogecable remodela su Consejo tras alcanzar PRISA el 44,5% del capital

Javier Díez de Polanco resalta que Cuatro va en la línea del nuevo modelo de televisión

Sogecable reordenó ayer su Consejo de Administración tras el éxito de la oferta pública de adquisición de acciones (OPA) lanzada por PRISA para aumentar su participación en la sociedad hasta el 44,5%. El Consejo ha reducido de 18 a 16 el número de sus miembros, de los que ocho han sido nombrados a propuesta de PRISA. El consejero delegado de la sociedad, Javier Díez de Polanco, resaltó el buen comportamiento de Cuatro, que ha alcanzado un 5,7% de audiencia media, dentro del nuevo modelo televisivo que se avecina en España, con más canales y más especializados.

La Junta General de Accionistas de Sogecable aprobó ayer una completa reorganización de su consejo de administración con el fin de reflejar la nueva composición accionarial, tras la OPA lanzada por PRISA sobre el 20% del capital, para aumentar su participación hasta el 44,5%. El consejo redujo sus miembros de 18 a 16, de los que ocho han sido designados por PRISA, grupo editor de EL PAÍS.

El consejo acordó por unanimidad la dimisión en bloque del anterior para permitir a la junta el nombramiento de otro que se adecue a la composición accionarial actual de la sociedad tras la ejecución y liquidación de la OPA por PRISA. En ese sentido, acordó la propuesta de acuerdos que fijan en 16 el número de consejeros y someter a votación de la junta la propuesta de PRISA de nombrar a Juan Luis Cebrián, Javier Díez de Polanco, Diego Hidalgo, Gregorio Marañón Bertrán de Lis, Francisco Pérez González (los cinco ya estaban y se abstuvieron al presentarse la propuesta), Álvaro Noguera, Ignacio Polanco Moreno y Manuel Polanco Moreno. Asimismo, acordó nombrar consejeros a Rodolfo Martín Villa, Luis Blasco, Luis Abril, Julio Linares, Juan Arenas, Leopoldo Rodés, Jaime Terceiro y un representante de Vivendi Universal.

El presidente, Rodolfo Martín Villa, resaltó el firme compromiso de Sogecable con la transparencia en la gestión, pero se lamentó de que el proyecto de Código Unificado de Buen Gobierno, auspiciado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, haya sido elaborado desde la desconfianza hacia la labor de los consejos de administración, en línea con las críticas que han realizado la mayor parte de las compañías que integran el Ibex 35. Alertó sobre la creciente deuda de las televisiones públicas y, en particular, las autonómicas, "que deben más de 1.200 millones de euros, una cantidad similar a la que se destina a Justicia"

Díez de Polanco destacó ante la junta que Sogecable ha retomado la senda de los beneficios -7,7 millones de euros en 2005- en un tiempo récord, tras dos años de pérdidas vinculadas a la integración de Vía Digital y al proceso de reestructuración resultante de esa operación. El consejero delegado explicó que los modelos televisivos tradicionales como el español ya están superados por la realidad del mercado, ante la proliferación de nuevas cadenas que ha provocado una fragmentación de audiencias y una mejora de la calidad de los contenidos en función del público al que se dirigen.

"En muy breve plazo, las cadenas españolas ya no podrán competir por más de un 20% de cuota de audiencia. La que alcance un 15% será líder del mercado, y la que consiga un 7% será rentable, si va acompañada de una buena gestión", indicó. Adelantó que están satisfechos con la evolución de Cuatro, cuya audiencia ha ido creciendo día a día desde el inicio de sus emisiones el pasado 7 de noviembre, y ahora se sitúa en una media del 5,7% de cuota de pantalla, y del 7% en prime time, aunque en comunidades como Madrid, Canarias y País Vasco ha superado el 11%.

Sobre la televisión de pago, señaló que "la tendencia sigue los modelos de los países más desarrollados de Europa, donde la penetración de esos modelos supera el 40% de los hogares, mientras en España apenas alcanza el 21%, lo que significa que aún nos queda mucho para crecer".

En el aspecto regulatorio, resaltó la necesidad resolver contenciosos como la reducción de espacios publicitarios en la televisión pública, la delimitación de las competencias del Consejo Estatal de Medios Audiovisuales o la obligación de invertir el 5% de la facturación en cine español y europeo. No obstante, resaltó la valentía del Gobierno al afrontar, por primera vez, una verdadera reforma y plantear el reajuste de RTVE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de marzo de 2006