_
_
_
_
Reportaje:Fórmula 1 | Gran Premio de Malaisia

"Me sabe a triunfo"

Alonso felicita a Fisichella, al que aún no ve como un rival, y se congratula de llevar ya una ventaja de siete puntos

Esta vez no hubo gesticulaciones ni nada por el estilo. No era el momento. Fernando Alonso no ganó. Acabó el segundo, por detrás de Giancarlo Fisichella. Cuando se bajó del coche, fue el primero en felicitar a su compañero. Se dirigió hacia él con las manos extendidas y las chocó con las suyas. Entonces, Flavio Briatore le estiró del brazo para darse entrada en el abrazo común de los tres máximos exponentes del equipo Renault.

"Tal y como fueron las cosas en la clasificación, salir de aquí con siete puntos de ventaja sobre los demás me sabe a triunfo", comentó Alonso. "El año pasado me puse de líder, con seis puntos de ventaja, en esta carrera. Esta vez salgo de aquí con 18 y con siete de margen", agregó el español, que ganó, en Bahrein, la primera prueba del Mundial.

"Me eché por fuera y en la curva superé a los dos Williams. Fue un intento suicida, pero salió bien"
"McLaren volverá a luchar por la victoria en Australia. La incógnita es qué podrá hacer Ferrari"
Más información
Primer doblete en 24 años

En el podio, Alonso besó el trofeo - "lo hago cada vez que subo al cajón", aclaró- y no pareció excesivamente perturbado por haberse quedado a un paso de la victoria. Fisichella, como hizo el sábado tras conseguir el mejor tiempo en los ensayos, se acordó de un amigo fallecido la semana anterior. "El coche ha funcionado perfecto todo el fin de semana y, como hice ayer [el sábado] con mi pole, dedico el triunfo a Pietro", dijo.

"En la arrancada, el coche salió perfecto y pude adelantar a los dos McLaren. Después me eché por fuera y en la curva superé a los dos Williams. Fue un intento suicida, pero me salió bien. La verdad es que no pensaba que pudiera realizar una salida tan buena desde la séptima posición. Sabía que aquel momento era la parte más importante de la carrera y me esforcé al máximo", relató Alonso, que insistió varias veces en el error que cometió su equipo en la tercera tanda de la clasificación del sábado, cuando le pusieron dos veces gasolina pensando que en la primera había fallado el mecanismo. "Salí con demasiado peso y estar relegado a la séptima posición en la parrilla me impidió luchar por la victoria", alegó; "si hubiera logrado la pole, y creo que tenía posibilidades, habría podido correr mucho más tranquilo".

En la carrera siempre pareció Alonso en condiciones de luchar por la victoria a pesar de que en la parte inicial Fisichella le cogió alrededor de 20 segundos de ventaja. "Antes de mi primera parada en los boxes no conseguí apenas reducir la distancia", confesó Alonso; "entonces me di cuenta de que superarle sería muy difícil. Pero podía intentarlo con [Jenson] Button. Y conseguí adelantarle en el segundo pit-stop". Button cambió los neumáticos y puso gasolina, en ocho segundos, en la vuelta 38ª mientras que Alonso entró en la 43ª y tardó sólo 6,4 segundos. Cuando salió a pista, el asturiano iba ya por delante del británico de Honda.

"No creo que me hubiese superado si [el estadounidense] Scott Speed [Toro Rosso] no me hubiera taponado tras mi salida del repostaje", se defendió Button; "obviamente, estoy contento de volver a subir al podio [no lo hacía desde Bélgica, en 2005, donde fue tercero], pero lo que buscamos son victorias y creo que nos queda mucho trabajo para lograrlas".

Alonso reconoció que Fisichella había realizado "un carrerón", pero no le incluyó en la lista de rivales en la lucha por el título cuando le preguntaron al respecto. "Creo que seguirán siendo Kimi Raikkonen y Michael Schumacher. Simplemente, porque fueron ellos los que se clasificaron detrás de mí al final del año pasado y son a los que veo más fuertes". Luego se justificó con el italiano: "No le he incluido porque ahora mismo es mi compañero y, por tanto, no le considero un contrincante. Si los dos luchamos por el título es evidente que, cuando avance el campeonato, seremos rivales. Pero ambos buscamos puntos para el mismo equipo".

El ovetense se mostró optimista con vistas a la carrera de Australia, que se disputará dentro de dos semanas. "Espero no tener problemas en la clasificación. Es un circuito que me gusta. Intentaré ganar", dijo; "creo que McLaren volverá a estar luchando por la victoria con nosotros y con Honda, pero para mí es una incógnita qué podrá hacer Ferrari. En Bahrein fueron muy bien, pero en circuitos como el de Sepang y el australiano puede que sea más duro para ellos. Irán bien en circuitos como el de Imola o el de Hungría. Pero a Schumacher nunca hay que descartarlo".

Fernando Alonso, Giancarlo Fisichella y Jenson Button se abrazan en el podio.
Fernando Alonso, Giancarlo Fisichella y Jenson Button se abrazan en el podio.ASSOCIATED PRESS

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_