Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Victoria parcial del príncipe Carlos en los tribunales

El 'Mail on Sunday' no podrá publicar nuevos extractos de su diario

El príncipe Carlos de Inglaterra ha obtenido una victoria parcial en su batalla legal para impedir que el periódico sensacionalista británico Mail on Sunday difunda nuevos extractos de sus diarios privados. El hijo mayor de la reina Isabel II ha presentado una demanda contra el dominical por haber publicado fragmentos del diario que escribió durante su asistencia, en 1997, al acto de traspaso de Hong Kong a China por parte del Reino Unido, en el que se refería a los políticos de Pekín como "horribles y viejas figuras de cera". El Tribunal Superior de Justicia del Reino Unido dictaminó ayer que el Mail on Sunday no podrá publicar nuevos extractos de ese diario, titulado: El traspaso de Hong Kong o la gran comida china para llevar, del que el sensacionalista ha difundido ya una gran parte.

Sin embargo, el heredero a la corona británica no pudo evitar que el magistrado ordenase la celebración de un nuevo juicio sobre la eventual publicación de otros siete diarios de viajes también en poder del rotativo sensacionalista. El príncipe pretendía que el tribunal emitiese "una sentencia sumaria" sobre todos los escritos que impidiese la celebración de un nuevo juicio. Carlos podría verse obligado a prestar declaración en el nuevo proceso y ser interrogado por el abogado del Mail on Sunday.

El juez William Blackburne decidió que el Príncipe de Gales podrá reclamar daños y perjuicios por difusión del diario sobre el traspaso de Hong Kong e incoar un requerimiento judicial para evitar nuevas violaciones de sus derechos de autor. El príncipe, que había demandado al periódico por violación del copyright y de la confidencialidad, tenía por costumbre copiar material del diario y distribuirlo entre un grupo de treinta o cincuenta amigos. En el diario sobre Hong Kong, Carlos califica una de las ceremonias como un acto "de terrible estilo soviético" y tilda de "propaganda" un discurso pronunciado por el entonces presidente chino, Jiang Zemin. Los abogados del príncipe argumentaron que tenía derecho a mantener la privacidad de sus documentos personales como "el más humilde de los ciudadanos". Para los representantes de Mail on Sunday los escritos deberían ser publicados "por su interés público".-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de marzo de 2006