Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente del COI dice que Madrid está lista para organizar los Juegos

Jacques Rogge anima al Rey para que la ciudad mantenga la carrera olímpica

Jacques Rogge, el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), aseguró ayer ante el Rey y los representantes de las tres administraciones que Madrid está preparada para organizar unos Juegos. En la clausura del I Congreso sobre el Olimpismo, Rogge animó a la ciudad y a su alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, a mantenerse en la carrera olímpica. PSOE e IU estuvieron ausentes, ya que están en desacuerdo por el "uso partidista" que Gallardón hace del proyecto.

Rogge dijo ayer en público lo que ya manifestó en círculos privados en Singapur en julio del año pasado, cuando Londres logró la organización de los Juegos de 2012. "Madrid debe mantenerse en la carrera olímpica. Es una ciudad preparada para organizar unos Juegos". Y los precedentes indican que cuando el COI hace una afirmación como ésta, lo único que hace falta es poner una fecha. La afirmación de Rogge adquiere más valor porque la hizo ante el Rey, quien colaboró activamente, como toda la familia real, en el proyecto olímpico.

En reconocimiento al apoyo de don Juan Carlos al deporte español y a su presencia en seis Juegos, el Comité Olímpico Español (COE) le entregó un diploma. El Rey lo agradeció emocionado y dijo hacerlo extensivo a toda su familia.

La presencia de don Juan Carlos hizo que todas las intervenciones de la jornada de ayer adquirieran aún más solemnidad y compromiso. Pero fueron las palabras de Ruiz-Gallardón las más esperadas. Era la primera vez que el alcalde hablaba de los sueños olímpicos de Madrid ante un gran aforo tras la derrota de la candidatura Madrid 2012.

El alcalde insistió en que Madrid será sede "algún día" de unos Juegos. "Aspiramos a organizar algún día los mejores Juegos de la historia. Sabemos que Londres 2012 lo hará bien. Pero nosotros, cuando nos toque, lo haremos aún mejor", advirtió. "Madrid competirá otra vez en la carrera por la organización de los Juegos y esta vez lo hará para ganar. El espíritu de Singapur fue la manifestación más clara de que los españoles están deseosos de colaborar para situar a nuestro país en la posición de liderazgo internacional que se merece".

Ruiz-Gallardón rescató durante su intervención algunos de los valores que Madrid 2012 impulsó y que en su opinión deben no sólo permanecer, sino consolidarse aún más. "Madrid aportó un modelo de Juegos que reunía muchos de los factores que el COI valora en las ciudades aspirantes: atención al medio ambiente, apuesta por el transporte público, carácter compacto mediante la agrupación de competiciones y servicios en zonas bien conectadas entre sí", recordó el alcalde.

Contactos

Juan Antonio Samaranch, presidente de honor del COI, escuchó con especial atención a Ruiz-Gallardón, al que asesora desde hace meses en cómo preparar otro asalto olímpico. El alcalde está manteniendo contactos con varios miembros del COI antes de fijar la fecha de los Juegos en los que Madrid intentará ser sede olímpica, aunque todo indica que serán los de 2016. Esperanza Aguirre, la presidenta de la Comunidad, también respaldó los sueños olímpicos de la ciudad y prometió apoyo al regidor.

El escenario era el idóneo para un anunció de Ruiz-Gallardón, ya que el congreso reunió ayer a una relación de invitados "irrepetible", como advirtió el presidente del COE y organizador de la cita, Alejandro Blanco: el presidente del COI, Jacques Rogge, y su predecesor Juan Antonio Samaranch; otros cuatro miembros del COI -los dos españoles, Pilar de Borbón y Samaranch hijo, además del mexicano Mario Vázquez Raña y el uruguayo Julio César Maglione-; la ministra de Educación, María Jesús San Segundo, y el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky,

Colaboradores de la anterior candidatura de Madrid 2012, los presidentes de la mayoría de las federaciones deportivas españolas, ex atletas como Juan Antonio Corbalán, Jesús Carballo y Susana Mendizábal; incluso el nuevo presidente del Real Madrid, Fernando Martín, asistieron atentos a la conferencia. Pero la cita acabó sin concretar la fecha de los Juegos que Madrid anunciará su nueva candidatura.

En los pasillos se especuló con que el anuncio para organizar los Juegos de 2016 se hará entre el 17 de mayo y el 5 de junio próximos. En cualquier caso, será antes de que comience el Mundial de Fútbol en Alemania el próximo 9 de junio. Pero antes de poner una fecha, el alcalde tiene ante sí una difícil tarea: convencer a los grupos de la oposición municipal (PSOE e IU) de que habrá un proyecto consensuado.

Las dirigentes de ambos grupos, Trinidad Jiménez (PSOE) e Inés Sabanés (IU), no asistieron a la cita del COE ni al posterior almuerzo presidido por el Rey. Ambas han denunciado el uso partidista que Ruiz-Gallardón está haciendo de la candidatura.

La llamada del alcalde

No eran ni las nueve de la mañana cuando el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, descolgó el teléfono para hablar con Trinidad Jiménez e Inés Sabanés, en un último intento de convencerlas para que asistieran al almuerzo organizado en honor del presidente del COI, Jacques Rogge, y que iba a presidir el Rey. Ambas refrendaron al alcalde lo que días atrás comunicaron al vicealcalde, Manuel Cobo: no iban a asistir por el "uso partidista" que está haciendo de la candidatura tras la derrota en Singapur.

Ruiz-Gallardón necesita presentar ante el COI el respaldo del PSOE e IU a la candidatura, ya que éste es un requisito indispensable. "No estamos dispuestos en nuestro grupo", dice Jiménez, "a que él diseñe un proyecto y luego nos llame. La candidatura debe ser un proyecto de todos, de la ciudad, no de Gallardón. No estamos sólo para salir en la foto".

Jiménez asegura que en la última etapa de la carrera por los Juegos de 2012 ya vio signos que le hicieron discrepar. "Pero cualquier cosa que hubiéramos dicho entonces, habría sonado a deslealtad".

La portavoz socialista alabó que Ruiz-Gallardón abandere de nuevo un proyecto olímpico con tinte medioambiental, pero se mostró muy contrariada con que pretenda incluir en el plan la remodelación de la M-30. "Es imposible que pueda tener nuestro respaldo si lo que quiere es incluir la M-30, el proyecto que más nos ha hecho discrepar de su política".

Inés Sabanés quiere que Madrid sea una ciudad olímpica, "pero no a cualquier precio". "IU dio el respaldo a Madrid 2012 por una serie de políticas de ciudad que el proyecto impulsaba, pero ese apoyo incondicional se ha acabado". Sabanés advierte a Ruiz-Gallardón que si quiere hablar de candidatura lo tendrá que hacer con planes concretos. "No vale que el alcalde nos llame para una foto. Hace falta abrir un periodo de reflexión. Lo venimos reclamando desde Singapur y ha hecho oídos sordos. Sin reflexión y un trabajo conjunto, IU no respaldará un nuevo proyecto".

Tanto Jiménez como Sabanés dejaron claro que su ausencia era sólo por discrepancias con Ruiz-Gallardón y que sentían no estar presentes en un acto presidido por el Rey.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de marzo de 2006

Más información