Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INVESTIGACIÓN

Físicos de la UAB hallan un fenómeno magnético que mejoraría la RAM

Un equipo de científicos de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), en colaboración con científicos del Argonne National Laboratory (EE UU) y del laboratorio SPINTEC de Grenoble (Francia) han generado por primera vez unos estados magnéticos microscópicos, denominados "estados vórtex desplazados", que permitirían incrementar la capacidad de los discos duros y de las memorias magnéticas MRAM (que no se borran al apagar el ordenador). La investigación ha sido publicada por la revista Physical Review Letters.

En un futuro próximo, según informa la UAB, el encendido del ordenador y su funcionamiento será casi instantáneo, en lugar de esperar varios minutos a que el sistema operativo se cargue en la memoria RAM. Actualmente, las memorias SRAM y DRAM no lo permiten, ya que, pese a ser rápidas, se borran cuando se paga el ordenador (son volátiles). Las memorias Flash, que se emplean en cámaras fotográficas, no se borran, pero son lentas. Y las memorias MRAM, todavía en estado experimental, son rápidas y no volátiles, pero su capacidad de almacenaje no es grande.

El fenómeno magnético descubierto por el grupo de físicos de la UAB, Argonne y Grenoble podría ser de utilidad para conseguir la memoria ideal: rápida y con gran capacidad de almacén.

Los llamados estados vórtex desplazados son remolinos microscópicos, de unas pocas milésimas de milímetro, que se forman en las minúsculas zonas magnéticas donde se registran los datos. Tradicionalmente, la información en los discos duros se registra orientando estas zonas en direcciones concretas. Las que se orientan hacia arriba, por ejemplo, codifica un 1 y las que miran hacia abajo codifican un 0. La capacidad de los discos duros se incrementa cuanto más pequeñas y más juntas son estas zonas; pero si están demasiado cerca unas de otras, el campo magnético de una puede afectar a la vecinas y borrar datos. En cambio, cuando el campo se registra en forma de remolino, éste no sale de de la minúscula zona donde esta confinado, no afecta a los vecinos y la capacidad del disco duro sería mayor.

La novedad reside en que los estados vórtex están desplazados, es decir, una vez que se deja de aplicar un campo magnético, el ojo del remolino se descentra respecto a la estructura circular sobre la que se formó. Este detalle es clave para que la técnica se pueda aplicar para aumentar la capacidad de discos duros y memorias MRAM.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de marzo de 2006