Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Fútbol | 25ª jornada de Liga

"Mi gol parece que lo marcó el Mallorca"

Sergio Ramos cuestiona la unión de la plantilla madridista y Ronaldo critica a Raúl

La derrota ante el Mallorca despertó autocrítica, enfados y llamamientos al optimismo a partes iguales entre los jugadores y el técnico del Madrid. Sergio Ramos desveló anoche en la Cadena SER el extraño ambiente que reina en la plantilla madridista, en la que parece impera la desunión.

Ronaldo: "Nos hemos alejado un poquito más del Barcelona, pero todo tiene solución"

El equipo balear hacía cuatro meses que no ganaba en casa y sale del descenso

La derrota ante el Mallorca despertó autocrítica, enfados y llamamientos al optimismo a partes iguales entre los jugadores y el técnico del Madrid. Sergio Ramos desveló anoche en la Cadena SER el extraño ambiente que reina en la plantilla madridista, en la que parece impera la desunión. El defensa sevillano después de reconocer que las cosas no les habían salido bien y que el Mallorca había merecido la victoria, confesó: "He marcado y parecía que el gol lo había logrado un jugador del Mallorca. Me he dado cuenta de que apenas se ha celebrado. Si ves al Barça o al Atlético, allí los jugadores se dedican los goles. Allí hay más unión. No sé si será la competencia o qué, pero la unión es un factor muy importante. Lo he comentado con algún compañero, pero habrá que respetar a los demás".

Ronaldo, por su parte, en la Cadena Cope, confirmó las malas relaciones con Raúl, después de que éste cuestionara unas declaraciones del brasileño. "Cada uno dice lo que quiere y habla de lo que quiere", aseguró Ronaldo, "Raúl es responsable de sus palabras y yo de las mías, pero es cierto que sus palabras no han hecho más que empeorar la situación".

Ronaldo, además, definió la derrota ante el Mallorca como "un duro golpe" y asumió que el Madrid dejó escapar "tres puntos importantísimos", pero llamó a la ilusión: "por fin acaba una semana muy dura, y ahora se reincorporarán jugadores con los que no hemos podido contar en estos partidos". "Nos hemos alejado un poquito más del Barça, pero todo tiene solución", concluyó el delantero brasileño, que también comentó la reacción de Samuel Eto'o a los insultos racistas recibidos la noche anterior en La Romareda: "Le doy toda la razón del mundo a Eto'o, todos los actos de racismo deberían ser castigados, hay que acabar con la presencia de los estúpidos y los idiotas en los campos de fútbol". Eto'o, que presenció buena parte del partido entre Mallorca y Madrid desde el palco de Son Moix, prefirió no hacer declaraciones sobre este asunto.

El entrenador del Madrid, Juan Ramón López Caro, preguntado sobre el papel de Ronaldo en el partido, prefirió señalar al colectivo: "Si no hemos hecho los deberes, el culpable no ha sido Ronaldo, sino todo el equipo, conmigo al frente". El técnico reconoció que el Mallorca fue un "clarísimo merecedor del triunfo" y se quejó, una vez más, de "falta de intensidad" en sus jugadores. "Estábamos ilusionados y con la ambición de enderezar las cosas después del partido con el Arsenal, pero no nos ha salido bien", aseguró. "En absoluto hemos de dar por perdida la Liga: quedan trece jornadas, mucho camino por recorrer, y es ahora cuando hemos de ser más exigentes con nosotros mismos".

El brasileño Baptista apuntó en la misma dirección que Ronaldo: "dependemos de nosotros, nada está perdido, pero nos hemos de conectar al cien por cien, no como hoy. No creo que hayamos pagado el partido del Arsenal, pero sí que hemos perdido la agresividad que habíamos tenido en las últimas semanas.

Mientras Zidane y Roberto Carlos se zafaban de los periodistas, Iker Casillas fue contundente en su análisis: "La culpa de la derrota no la tiene ni el frío ni la lluvia, sino el Madrid, que no ha funcionado, ni de lejos, como debe funcionar este equipo".

En el vestuario del Mallorca, la victoria fue celebrada por todo lo alto. Había motivos más que suficientes. Hacía cuatro meses exactos que el equipo no ganaba en casa, y la victoria permite a los baleares salir de las plazas de descenso, amén de certificar el efecto revulsivo que ha tenido la llegada de Gregorio Manzano al banquillo de Son Moix.

Dos de los artífices del triunfo del Mallorca, Arango y Pisculichi, coincidieron al señalar las claves del encuentro: "No dejamos jugar al Madrid", explicó el argentino Pisculichi, "lo importante fue no permitirles tener la pelota y estar encima de sus jugadores más creativos, como Zidane y Ronaldo". Por su parte, Arango puso énfasis en "la presión que ejerció el equipo arriba, que nos permitió salir bien en jugadas y movernos muy cerca del área del Madrid".

Gregorio Manzano, corroboró la inyección de moral que supone el triunfo: "yo tenía la certeza de que tenía buenos jugadores a mis órdenes, lo único que he hecho es hacerles ver lo que pueden llegar a conseguir".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de febrero de 2006