Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:ES EL MOMENTO DE... | PROPUESTAS

Oporto fantástico

Fantasporto mostrará 400 películas, desde el próximo 20 de febrero al 5 de marzo. También incluye un homenaje a Oliveira (con varias reposiciones); representación española, en ficción y documental, y varias sorpresas. Pero entre tanta película conviene transitar la realidad y comprobar in situ el nuevo Oporto, el que funde tradición portuaria, paseos por parques, nuevo metro, cuestas, arquitectura contemporánea y la decadencia más benévola.

Así, para desconectar basta pisar el Palacio de Cristal, con entrada en la Rúa do Manuel II, un parque que invita a perderse. Ofrece vistas del Duero y Vilanova de Gaia, la ciudad de enfrente, la de las bodegas de vino de Oporto. No muy lejos, bajo la torre dos Clérigos, se encuentra la librería más hermosa de este mundo, Lello & Irmão, cuyas escaleras de madera conducen a un café-desván muy acogedor. En este punto ya todo el suelo es adoquinado, y basta con dejarse llevar para dar con la estación de San Bento, cuyos azulejos y modales transportan a otro tiempo. Desde allí, bajando, persiste la Ribeira, barrio portuario, con la terraza del Cais de Ribeira lamiendo el agua, y los dos pisos del Ponte Don Luis I (proyectado por Eiffel) ahí delante. Entre las sombras de este barrio se cuece el Oporto más genuino, en el que todavía quedan bares que venden champús y barbies o tiendas de bacalao al por mayor. Y si subimos 31 de Janeiro daremos con la Rúa Santa Catarina, comercial, que entre otras cosas exhibe el luminoso Café Majestic.

Es obligado detenerse en la reciente Casa da Música, de Rem Koolhaas, al lado de la rotonda de Boavista. A pocos metros está la Facultad de Arquitectura, de Álvaro Siza. En la ruta arquitectónica, otras dos obras de Siza: en Leça, la Casa do Chá, y entre Foz y Boavista, el Museo Serralves.

Después de tanto paseo, o de tanto cine, la noche. Cena en O Cometa (Rúa Tomás Gonzaga, 87). Y por la Ribeira hay diversión para todos los gustos. En el Esta-se bem se atrincheran los erasmus, y en la plaza de los cubos sigue perpetuo el Mercedes. También allí, los más atrevidos pueden preguntar por el Granel.

- www.fantasporto.com.

- www.portoturismo.pt.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de febrero de 2006