Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La voz de la cárcel

El programa 'La ventana' se emite hoy desde el penal de Valdemoro

La radio se acerca hoy a la cárcel. Un auditorio con 300 presos acogerá al equipo de La ventana. El programa de la cadena SER se emitirá en directo (de 16.00 a 19.00) desde el centro penitenciario de Valdemoro (Madrid). "Organizamos el programa como una salida habitual fuera de los estudios. La única diferencia es que las medidas de seguridad son muy estrictas", comenta Gemma Nierga, directora y presentadora del magacín vespertino.

La ventana presta sus micrófonos a los presos hace ya más de una década y desde el comienzo de la temporada también entra en las cárceles el espacio de Radio 5 Libertad bajo palabra, dirigido y presentado por Roberto Loya.

Gemma Nierga recuerda la primera vez que llegó con los micrófonos a un penal. "Fue en Carabanchel y tuve la impresión de estar viendo un almacén de hombres. Las cárceles se han ido humanizando y Valdemoro no ofrece aquella sensación de hacinamiento".

El equipo de La ventana visita en su hogar a algunos de sus colaboradores habituales: aquellos que cada semana participan en la tertulia de presos. A Valdemoro regresa hoy Ángel, que durante varios años fue la voz de los reclusos. Entrará con una acreditación y sabiendo que al término del programa saldrá de nuevo a la calle. Ángel está desde hace un par de años en libertad, vive en Palma de Mallorca y pronto será padre. Nierga asegura que casos como el suyo simbolizan la reinserción. "Desde que salió de la cárcel, la SER le ha seguido y ha continuado dándole la mano. Su comportamiento ha sido impecable y es un caso paradigmático de lo que debiera ser el trabajo de reinserción".

Ahora, La ventana cuenta entre sus colaboradores con Edu e Iván, dos presos de muy distinto perfil. Edu representa "la lucha por salir de los centros de internamiento". Lleva en ellos desde los 11 años y ahora, con 40, estudia una carrera en la Universidad a Distancia. "Tiene un buen comportamiento. Los estudios y la lectura le hacen superar las cuatro rejas que le rodean. Los libros le permiten un poco de libertad. Son una válvula de escape", apunta Nierga.

Otro de los comentaristas fijos es Iván, "un abogado catalán, supereducado y muy formal" que cumple condena por blanqueo de dinero. Además, no falla la participación del educador César Álvarez. La directora de La ventana elogia su función: "Lleva desde el primer día con nosotros y consigue que este espacio siga adelante. Selecciona a los presos que van a participar y prepara los temas que quieren tratar en la radio".

En la edición de hoy intervendrán la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, el periodista José Ramón de la Monera, la escritora Almudena Grandes y el cantante Antonio Orozco.

Herencia de Sardá

Para Nierga, la tertulia de presos es una de las secciones más gratificantes, heredada de Javier Sardá, anterior responsable de La ventana. "Me quedé con pocas cosas, pero desde el primer momento supe que ésta sería una de ellas. Me motivaba mucho. No me cansa, se retroalimenta y despierta muchos sentimientos en los oyentes, desde ternura a comprensión".

Roberto Loya, director de RNE en Córdoba y responsable de Libertad bajo palabra, se inspiró en La ley de la calle, presentado por Arturo Pérez-Reverte en RNE a principios de los noventa. Puso en pie el proyecto en septiembre de la mano de José Miragall (habitual comentarista deportivo de la radio pública en Valencia) y Joaquín Alarcón. "Aspiramos a que las cárceles dejen de ser invisibles y a dar voz a los presos, que expliquen sus cosas", dice Loya. Cuenta con una decena de contertulios (jueces, presos, ex presos, monitores), cuyas opiniones permiten crear "estados de opinión que no estén marcados por los argumentos manidos de siempre". Uno de esos colaboradores es Antonio Valera, 20 años entre rejas y autor del libro Volando en la cárcel.

Libertad bajo palabra (jueves, de 23.05 a 24.00) entra en las prisiones, aborda la reinserción y analiza el fenómeno carcelario y los ambientes de marginalidad en los que a menudo conviven los predelincuentes. Ha creado un concurso de relatos para conocer el lado más creativo de la población reclusa. Las mejores obras recibidas antes del próximo 31 de marzo se repartirán 9.000 euros y sustanciosos lotes de libros.

También la televisión ha llegado a las cárceles. Desde 2001, las emisoras extremeñas de Localia emiten Muros de silencio (viernes, de 20.30 a 21.00), un espacio en el que Victoria Moreno entrevista a internos del centro penitenciario de Badajoz. "Me interesa el perfil de los presos. Intento reconstruir el ambiente en el que se han criado y ver cómo y por qué han llegado a la delincuencia. Es una charla de persona a persona, aunque a veces me dicen que les hago un segundo juicio", comenta. Moreno comenzó esta andadura en la radio con un espacio titulado Con los presos nos escapamos por el aire.

Cada semana acude a la cárcel en busca del recluso que será protagonista esa semana. Tiene vetados a violadores, asesinos y etarras. Su referente es Cuerda de presos, el mítico programa que condujo Jesús Quintero en TVE. Con estos precedentes, se comprende que sea conocida como La Jesús Quintero de Badajoz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de febrero de 2006