Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre deja sin ayudas a la inmigración a 25 de los 36 municipios con más extranjeros

El PSOE acusa al Gobierno regional de distribuir "tarde y mal" los fondos estatales

La Comunidad de Madrid incumplió en 2005 el convenio que firmó con el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales y por el que recibió 27,7 millones de euros para programas de acogida e integración de inmigrantes, según el PSOE. El acuerdo obligaba a la Comunidad a destinar la mitad del dinero a los municipios con "mayor presión migratoria". Ésta, sin embargo, excluyó de las ayudas a los municipios con menos de 1.000 extranjeros empadronados, lo que ha dejado sin dinero a 25 de los 36 municipios con mayor porcentaje de población extranjera de la región.

"La gestión que ha hecho el Gobierno de Esperanza Aguirre de estos fondos ha sido ineficaz, lenta y opaca", denunció ayer en la Asamblea de Madrid el diputado socialista Francisco Contreras. El parlamentario hizo estas declaraciones tras la comparecencia en Comisión del viceconsejero de Inmigración, Carlos Clemente, que defendió que la gestión hecha por su departamento se ha ajustado "estrictamente" a lo acordado entre la Comunidad y el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

El PSOE lo niega. El convenio, firmado el pasado 4 de octubre entre el ministro Jesús Caldera y Aguirre, aportó a la región 27,7 millones "para programas de educación, acogida e integración de inmigrantes". La Comunidad, por su parte, se comprometió a aportar 8,3 millones con cargo a sus presupuestos.

En su artículo 4, el convenio establecía: "La Comunidad de Madrid se compromete a derivar a las corporaciones locales de su territorio con una mayor presión migratoria el 50% de la aportación que realiza el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales". Un mes más tarde, el Consejo de Gobierno regional estableció las condiciones por las que los Ayuntamientos podían acceder a estas ayudas. Entre ellas hay una que está en el origen de la polémica: la exclusión de los municipios con menos de 1.000 inmigrantes empadronados.

Corporaciones locales

"No hay ninguna justificación para excluir a unos municipios que muchas veces son los más necesitados para hacer frente al aumento de la inmigración", denuncia Contreras. "El convenio habla de las corporaciones locales con mayor presión migratoria y eso debe calcularse con los porcentajes de extranjeros sobre población total", añade.

La decisión del Gobierno regional ha impedido que 108 de los 179 municipios de la región puedan optar a las ayudas. Entre ellos, destacan los 25 que se sitúan entre los 36 de la región cuya población inmigrante supera la media regional, que el 1 de enero de 2005 se situaba en el 14,36% (ver cuadro).

La Consejería de Inmigración defiende los criterios exigidos a los Ayuntamientos: "En caso contrario, muchos municipios con menos de mil inmigrantes habrían recibido una cifra ridícula, ya que la parte gestionada por los ayuntamientos era de 17 euros por inmigrante", explicó el secretario general técnico de Inmigración, Manuel Pérez.

Desde el PSOE, en cambio, se considera que esta exclusión se debe más "a que la Comunidad fue lenta a la hora de pedir las ayudas al Gobierno central y luego tuvo que actuar a toda prisa, sin planificación y de forma opaca". "Hemos tenido que pedir al viceconsejero que venga a la Asamblea para saber algo más de cómo se han gestionado estos fondos, y la verdad es que nos ha aclarado pocas cosas", criticó Contreras.

Manuel Pérez niega que la Comunidad haya actuado con opacidad -"todos los criterios para la gestión de las ayudas son públicos y acordados entre la Comunidad y el ministerio", afirma- y aunque admite que las ayudas se gestionaron a toda prisa en los dos últimos meses del año, lo atribuye más a cuestiones "administrativas y de conciliar agendas" entre Aguirre y el ministro Caldera.

Desde los ayuntamientos, sin embargo, se afirma que "el proceso de concesión de las ayudas ha sido caótico", según la concejal de Bienestar Social de Fuenlabrada, María Luisa González. "Todo se ha hecho deprisa y corriendo. Primero nos pedían que aportáramos el 30% del proyecto. Luego el 20% y más tarde el 10%. Al final, ya daba igual, te daban la ayuda de todas formas", explica González. "La impresión que daba es que la Comunidad se había despertado tarde y que luego no sabían que hacer con el dinero. Municipios de otras comunidades empezaron a trabajar con estas ayudas en verano y no sé porque aquí se tardó tanto", concluye.

Sin dinero... y con el 33,5% de población foránea

Fresnedillas de la Oliva, situado al suroeste de la región, es el municipio con mayor porcentaje de población inmigrante de la Comunidad de Madrid. Según los datos del padrón correspondientes a 2005, 390 de sus 1.163 habitantes (el 33,53%) han nacido fuera de la Unión Europea.

"Esta cifra ya se ha quedado vieja. Ahora ya son el 40%. Y en el colegio, por ejemplo, los alumnos extranjeros son el 61%", explica su alcalde, Ricardo Cabrero Ruano (PSOE). Éste se queja del "abandono" que sufren los pueblos por parte de la Comunidad de Madrid y muestra su "impotencia" ante la falta de recursos del municipio para ayudar a los nuevos vecinos.

"En un pueblo se ve muy de cerca la situación de los inmigrantes, que en algunos casos roza la desesperación por la falta de recursos y oportunidades. Hay gente que casi no tiene ni para comer, y desde el Ayuntamiento no podemos hacer nada", se queja.

"En esta zona somos varios los Ayuntamientos que no tenemos 1.000 inmigrantes empadronados y por esto se nos ha excluido de las ayudas. Pero todos juntos sí tenemos muchos más de mil, que necesitan servicios y ayuda. ¿Por qué se nos excluye?", se pregunta.

Cabrero pone como ejemplo la mancomunidad de municipios que forman varios Ayuntamientos de la zona y que trata de suplir la falta de recursos. "Hemos puesto en marcha una escuela de adultos que está siendo una magnífica vía de integración para mujeres marroquíes, que de otra forma no saldrían de casa", explica.

"Lo de nuestra escuela también es otro ejemplo", añade. "En la prueba de primaria que organizó la Comunidad el año pasado, quedó la última de toda la región, la que peor nota sacó. ¿Cómo podemos mejorar con el 61% de alumnos extranjeros y sin ayudas? Es indignante que nos hayan excluido a los pueblos pequeños", reitera.

El diputado regional del PSOE Francisco Contreras pone a Fresnedillas como "mejor ejemplo de la mala gestión de la Comunidad": "Su caso es de libro: Tenemos un pueblo con muchos inmigrantes y una escuela con una evidente necesidad de recursos. Tenemos un Gobierno que recibe un dinero para llevar a cabo programas de integración y educación de la población inmigrante. Y el resultado de la actuación de este Gobierno es que ni el municipio ni la escuela se benefician de las ayudas. Hablando de escuelas, es para ponerle un cero al Gobierno regional", concluye Contreras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de febrero de 2006

Más información