FÚTBOL | Vuelta de las semifinales de la Copa del Rey

"Si nosotros los logramos, ellos también pueden hacerlo"

Víctor Muñoz no considera definitivos los seis goles de la ida

Con un ojo en el campo y con el otro en el cronómetro. Ni siquiera los cuatro esplendorosos goles de Diego Milito y los otros dos de Ewerthon, en La Romareda, le parecen suficientes. Así, desde que su equipo endosara seis tantos al Madrid la semana pasada en la ida de la Copa, el mensaje de Víctor Muñoz, el técnico del Zaragoza, es inalterable. "Si nosotros hemos podido lograrlos, ellos también pueden hacerlo", afirma con un gesto inequívocamente serio.

Lo mismo dijo al acabar el histórico partido, el día después, el siguiente y ayer mientras viajaba en el AVE camino de Madrid. Pero dentro del vestuario, sin embargo, ha sido un poco más optimista. A pesar de remarcar la posibilidad de que el conjunto madridista remonte, se ha mostrado seguro de llevarse la eliminatoria: "Si jugamos como sabemos y si no perdemos nuestra identidad". De ahí, que ya no se plantee como antaño la posibilidad de alinear a uno o dos delanteros. O, lo que es lo mismo, a restar un ariete para sumar un medio centro. "Tenemos un estilo y ya no lo podemos cambiar", dice.

Más información
El Madrid apela a sus noches mágicas

En el último entrenamiento realizado en la ciudad deportiva, Víctor Muñoz se desgañitó con la misma frase: "¡Gol! ¡Quiero gol!". No en vano insistió en los ejercicios de disparar a puerta. Quizá consciente de que un tanto tempranero a su favor resolvería definitivamente el duelo, quizá porque sabe que el portero César tendrá mucho trabajo en la que fuera su casa durante los últimos cinco años. "Aunque hemos de ser muy cautos, un gol nuestro de buenas a primeras sería lo más ídóneo. Es posible que nos marquen seis, pero, siendo realistas, es muy difícil porque ambos conjuntos somos de Primera División".

Preocupa el ambiente

Lo que más le preocupa a Víctor Muñoz es el ambiente que se pueda encontrar en un Bernabéu repleto hasta la bandera: "Tenemos que ser conscientes de que las gradas estarán calientes y de que intentarán crear una atmósfera tensa para nuestros jugadores".

Pero eso no significa que tenga miedo: "Es lógico que tanto el Madrid como su afición procuren crear una situación favorable para sus intereses. Debemos tener la suficiente calma y entereza para no acusar su presión. Lo principal es que debemos hablar sobre el campo", sostiene el técnico.

Sabedor del estilo del Madrid, Víctor Muñoz ahonda: "Nuestra misión es crear espacios, jugar la pelota como sabemos y repetir las cosas que hicimos bien en el partido de ida". De conseguirlo, el Zaragoza sería el primer finalista de la Copa.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS