Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A tenor de las canciones de amor

Andrea Bocelli, el tenor ciego de Toscana, ha vendido 50 millones de discos de música clásica, como Romanza, y ha llenado de público los estadios alternando obras de Verdi, con interpretaciones épicas de Can't help falling in love, de Elvis Presley. Pero ahora, a sus 47 años, asegura que asistimos a una seria crisis de la creatividad, que los compositores modernos no son capaces de hallar nuevas formas de decir "te quiero" y opina que la solución está en volver a los clásicos. Pero la nueva generación de tenores no parece estar de acuerdo con él. Vittorio Grigolo, de 27 años, que estos días interpreta Otello, de Verdi, en el Liceo de Barcelona, ha declarado al diario británico The Times que Bocelli debe estar haciéndose viejo. "Cuando Andrea Bocelli empezó, estaba encantado con la música moderna, quizá ahora el fuego se ha apagado", señala. "Robbie, Madonna o Bono están creando nuevas emociones. Las arias son grandiosas, pero yo quiero presentar emociones diferentes para edades diferentes", añade. Las compañías discográficas han invertido mucho en la fusión de la música romántica pop y la clásica. Il Divo, el cuarteto operístico creado por Simon Cowell, ha vendido cinco millones de su álbum Ancora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de febrero de 2006