Siete familias de Valdetorres ocupan pisos sociales vacíos

Las viviendas estaban sin adjudicar a los seis años de haber sido construidas

Siete familias de Valdetorres de Jarama irrumpieron ayer en unas viviendas sociales construidas por el Instituto de la Vivienda de Madrid (Ivima) en este municipio. Los pisos forman parte de un complejo de 32 viviendas, edificadas hace seis años y que permanecían vacías desde entonces por cuestiones burocráticas: pese a que varias familias del municipio las habían solicitado, ninguna de ellas cumplía los requisitos exigidos.

Fuentes del Ivima afirman que darán una última oportunidad al Ayuntamiento de Valdetorres para que las adjudique a familias del pueblo, aunque añaden que antes tendrá que desalojar a los "okupas".

"Entramos de madrugada. No rompimos nada. Sólo tuvimos que levantar las persianas", cuenta Yoli Morales, de 32 años. "Hemos venido todos los hermanos. Los cuatro nos habíamos puesto de acuerdo para venir a las cuatro de la mañana", agregó.

Más información

Las casas ocupadas carecen de luz y de agua. El interior está deteriorado. Pero los ocupantes pasaron toda la mañana limpiándolas. "Estaba todo destrozado. Había restos de una fogata en una de las habitaciones. La gente venía aquí a fumar porros y acostarse", cuenta Jesús Morales, de 42 años, parado que ha tomado una de las casas junto a su mujer.

Los pisos, de unos 80 metros cuadrados, tienen tres habitaciones, dos cuartos de baño y garaje. "Todo un lujo para nosotros", afirma Ildefonso Moure, otro de los ocupantes, que lleva dos años viviendo en Valdetorres. Moure, gaditano de 41 años, confiesa que inicialmente había nueve familias implicadas en el asalto.Pero dos de ellas salieron después para elegir otro piso que les gustase más... y la Guardia Civil no les dejó volver a entrar.

Anoche, un grupo de agentes vigilaba la zona para impedir nuevas ocupaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 27 de enero de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50