Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:OFERTAS DE EMPLEO

El empleado es el cliente

Expertos en marketing defienden motivar a las plantillas para mejorar las organizaciones

Empleados satisfechos es igual a clientes contentos. Algunas empresas, muchas de ellas multinacionales, han puesto en marcha planes de marketing interno para tener motivados a sus empleados y dar así mejor servicio a sus clientes. "Los trabajadores son los primeros clientes de una empresa. Si ellos no asumen los objetivos, las cosas no irán bien", afirma Antonio Ruiz Va, economista y profesor de marketing. Este experto destaca que los empleados forman el "capital intelectual de las empresas". "Gente poco motivada da mal servicio a los clientes y eso causa problemas a su empresa. Por eso, los empleados deben saber para qué sirve su trabajo y sentirse útiles en la empresa", destaca Ruiz Va.

El Instituto de Formación Continua de la UPF pondrá en marcha un programa de posgrado sobre 'marketing' interno dirigido a directivos

Otro experto, Francisco Javier Barranco, profesor de marketing y autor del libro Marketing interno y gestión de recursos humanos, resalta: "Gestionar los recursos humanos se ha convertido en un elemento estratégico para las empresas".Ruiz Va, que codirigirá un programa de posgrado de marketing interno en el Instituto de Formación Continua de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), que arrancará en febrero en Barcelona, dirigido a cargos de empresas, recalca que el marketing interno requiere que haya "un trato razonable tanto de las condiciones económicas como en que a los empleados se les reconozca una carrera profesional y que puedan compaginar la vida familiar con la laboral y participar en los objetivos de la empresa".

Barranco señala que "hay que saber qué les preocupa a los empleados, cuáles son sus aspiraciones, qué están dispuestos a aportar. Puede tratarse de una cuestión económica", añade, "pero a veces también se trata de que tengan una carrera profesional, de aumentar su formación y, sobre todo, de que sepan que su opinión cuenta, que se les escucha".Ruiz Va recalca que algunos expertos calculaban hace décadas que el valor de una empresa estaba en un 70% en sus sus activos materiales y el resto en su fondo de comercio, formado por intangibles como la marca, el prestigio o la capacitación de su personal. Pero en muchas empresas hoy estas proporciones han cambiado y su valor intangible pesa más que el material, destaca.

Ricardo H. Ontalba, experto en marketing, que imparte clases online a través del Instituto de Estudios Bursátiles en alianza con la firma Clase Ejecutiva, destaca la importancia de que los empleados estén motivados porque "forman una cadena, en la que unos son clientes de otros hasta que se llega al cliente externo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de enero de 2006